Las acciones de Aena saldrán a cotizar en 58 euros por acción, lo que valora a la operadora de aeropuertos española en 8.700  millones de euros
El precio está por encima/ en línea/ por debajo del rango de precios establecido por la compañía que estaba situado entre 53 y 58 euros por acción. Hay que recordar que la gran afluencia de peticiones de acciones de la empresa llevó a los colocadores a elevar este rango desde los 43-55 euros iniciales.

Los accionistas minoristas a los que se les haya asignado títulos de la empresa los recibirán mañana mismo. Hay que recordar que a este tramo sólo se ha asignado un 9% del capital. El Estado venderá un 49% de la compañía con el que pretende recaudar, 8.700 millones de euros. De esta cantidad, la mayor parte –un 40% del capital- irá al inversor institucional.

Entre ellos el magnate George Soros, que solicitó acciones por un importe de 400 millones de euros. Es más, según fuentes financieras aseguran que Soros habría sido el origen de que el Gobierno se replantease incrementar el tramo destinado a minoristas.

La mayor parte de los expertos destaca ventajas en esta operación; entre otras el posible aumento del tráfico aéreo que originará un esperable aumento del turismo en España. Entre otras, el esperado dividendo, ya que la compañía prevé un payout del 50%. Esto quiere decir que repartirá entre sus inversores el 50% de las ganancias anuales.

Para Ofelia Marín Lozano, consejera delegada de 1962 Capital Sicav, antes de conocerse el precio definitivo decía que “parece que el precio de entre 55-58 euros deja menos potencial de revalorización. Es un valor muy defensivo, con regulación estable en los próximos diez años, sin necesidades de hacer inversiones en los grandes aeropuertos y con un dividendo que le va a dar una resistencia a la baja. Es un ejemplo de valor defensivo”.

Pero además, José Lizán, de Auriga gestión reconoce que el cambio en la gestión será un proceso largo para que esta compañía vuelva a ser económicamente rentable. "No hay que olvidar que 7-8 aeropuertos mantienen a 20 aeropuestos ineficientes con lo que, hasta que no sean capaces de meter el cuchillo al balance, cerrar aeropuertos, reordenar el tráfico en España..presenta múltiplos muy exigentes para invertir".

Sin embargo, la operación no está exenta de riesgos, ni mucho menos. De hecho, en las cuarenta páginas que la compañía destina a explicarlos se puede ver cómo el tráfico de pasajeros bajó en 2013 y 2014. Esto se debió, sobre todo, por la competencia con el AVE en uno de sus principales trayectos, el Madrid-Barcelona.

Precisamente, también preocupa también a los analistas que el 50% de sus ingresos proceda de sólo dos aeropuertos, los de la capital madrileña y Barcelona.

Por otro lado, la empresa podría verse afectada por costes legales derivados de unas demandas que podrían llegar a costar a la empresa unos 1.900 millones de euros. Tampoco gusta el fuerte endeudamiento de la empresa que llegaría al 6,1 veces/ Ebitda.

Pero además, José Lizán, de Auriga gestión reconoce que el cambio en la gestión será un proceso largo para que esta compañía vuelva a ser económicamente rentable. "No hay que olvidar que 7-8 aeropuertos mantienen a 20 aeropuestos ineficientes con lo que, hasta que no sean capaces de meter el cuchillo al balance, cerrar aeropuertos, reordenar el tráfico en España presenta múltiplos muy exigentes para invertir".

Esta es la valoración de las empresas europeas que compiten con Aena y las compañías que controlan empresas del sector, como Acciona (BAA).

Peres comparables