Aena ha subido el precio de su OPV hasta los 53-58 euros por acción – desde los 43-55 euros estimados anteriormente – lo que supone valorar la compañía en 8.700 millones de euros, lo que deja fuera al núcleo duro formado por Ferrovial, TCI y Corporación financiera Alba. 

Gran demanda y expectación por la salida a bolsa de Aena. Para muestra: la compañía ha conseguido tanta demanda que el gobierno se ha visto “obligado” a subir el rango de precios hasta los 53-58 euros por acción, tres euros por encima del máximo fijado inicialmente. Una buena noticia que eleva hasta 7.950-8.700 millones de euros la valoración de la compañía, según ha informado a la CNMV.

O todos, o ninguno

Sin embargo, esta decisión no está exenta de consecuencias. La primera: deja fuera a los accionistas de referencia que iban a adquirir hasta el 21% del capital de la compañía. Estas compañías se comprometieron a comprar títulos con un rango de precios entre los 48.6 euros y los 53.3 euros – que ofrecieron Ferrovial y Corporación Financiera Alba, respectivamente – con lo que tan sólo es el vehículo inversor de la familia March la que quedaría dentro. Sin embargo, parece que es todo o nada porque el gobierno se habría planteado colocar ese 21% en el mercado entre los inversores institucionales. El porcentaje total para este tramo ascendería hasta el 44.1% del capital.

Con esta privatización del 49% de Aena el estado podría recaudar hasta 4.263 millones y se convertirá en la vigésima empresa del Ibex por capitalización bursátil.

Para el tramo minorista, la compañía ha elevado hasta los 58 euros por acción, por encima de la banda de precios indicativa que figulaba e nel folleto. No obstante, el precio final para el minorista se dará a conocer el próximo 9 de febrero. Este precio no podrá exceder ni el máximo establecido ayer ni el precio fijado para el institucional.