Jornada negra para las materias primas lideradas por la caída del precio del petróleo. Hoy ha amanecido con descensos de más del 3% y parece que ya se encuentra en peligro la zona de los 30 dólares.

 
El crudo sigue marcando el camino de los mercados. Y en este caso se trata de una senda bajista como se ha evidenciado en este comienzo de 2016. Las principales bolsas están acusando esta situación y en especial la de los países productores, aunque todas de manera general se encuentran en rojo y agravando su momento actual, así como su aspecto técnico.

En concreto, tanto el barril de crudo Brent como el del WTI se encuentran ya cotizando sobre los 30 dólares y muy cerca de quebrar esa zona a la baja. Hoy han vuelto a mostrar un retroceso importante, de en torno al 3%, llegando a superar los mínimos de los últimos 12 años. Habría que remontarse al año 2004 para ver al oro negro sobre los niveles en los que está cotizando en estos momentos.

Cotización del barril de crudo Brent en los últimos 5 años. Fuente: Bloomberg

Cotización barril de curdo Brent últimos 5 años


Desde junio de 2014, hace más de año y medio, el precio del petróleo ha ido descendiendo sin encontrar suelo y la pregunta más recurrente ha sido cuál podría ser el límite en el que se podría parar esa caída sin freno. Pero hasta ahora no se ha encontrado. El exceso de oferta, la estabilización de la demanda y el no recorte de la producción por parte de la OPEP han sido los factores fundamentales por los cuales se ha producido este escenario actual.

Ahora la cuestión es, ¿hasta cuándo se puede prolongar este panorama? Según José Luis Cárpatos, analista independiente, corren rumores por el mercado, que han sido confirmados oficialmente por los responsables de petróleo de Nigeria que” al menos tres miembros de la OPEP, contándoles a ellos, habrían solicitado una reunión de emergencia si bajaba de 30”.

El analista explica que eso “podría darle soporte al petróleo en 30 dólares”, y quizá generar en esa zona “un rebote”. Si esto fuera así, y teniendo en cuenta la alta correlación de las bolsas con el oro negro, “también podrían rebotar y más teniendo en cuenta la sobreventa tan fuerte que hay”.