El Ibex35 cierra la jornada con una subida del 0.9% que le deja en los 9808 puntos. La subida de Caixabank y Mapfre apoyó en una jornada en la que subasta de deuda centró la atención.

El Ibex35 cierra la sesión con subidas de más del 0.9% que le dejó en los 9808 puntos. Una subida que se produce el día en que el Tesoro ha colocado el total de 4500 millones de euros en letras a 3 y 9 meses. En concreto, para el plazo más corto subastó 1630 millones de euros con una rentabilidad del 0.405% en tanto que en los nueve meses, la colocación fue de 2870 millones de euros con una rentabilidad del 0.662%.

Gráfico Ibex 35


Sin embargo, fueron los bancos los que dieron al Ibex35 el apoyo que necesitaba. Según informa Jose Luis Cárpatos, analista independiente “Santander ha despertado junto a BBVA y es la combinación ganadora necesaria en el medio plazo”. Busca tener un rebote “más contundente desde la Media de 50 sesiones. La entidad que preside Emilio Botín cerró la sesión con una subida del 1.5% que le llevó hasta los 6.5170 euros. Algo más livianas que las de su homóloga vasca que, al ritmo del 1.7%, marcó en los 8.7590 euros su último precio.

Y sin embargo, no fueron las más beneficiadas por las órdenes compradoras. De entre los bancos, Caixabank sumó un 2.53% y marcó en los 3.7310 euros su último precio. Enagás y ArcelorMittal también consiguieron firmar la jornada con subidas cercanas a los dos puntos porcentuales que les llevaron a los 19.2650 euros y los 12.5400 euros, respectivamente.

En números rojos, tan sólo las acciones de Endesa e Indra que descontaron más de un 0.4% de su cotización, con lo que cerraron en los 21.8950 y los 11.2050 euros por acción. BME y Ebro Foods fueron de las compañías que menos se beneficiaron de las alzas del selectivo y, con subidas de algo más del 0.03%, cerraron en los 26.94 euros y los 16.89 euros por acción.