El selectivo de la bolsa española consiguió cerrar la semana por encima de los 9.000 puntos, con una subida del 0,8% en la última sesión pero una ligera penalización del 0,4% respecto a los 9.090 puntos en los que cerró el pasado viernes. Indra y OHL se convirtieron en líderes de la sesión, con subidas de más del 3%, en una jornada en la que Repsol puso el acento rojo.
 
Se confirma el cierre semanal del Ibex35 por encima de los 9.000 puntos. Nivel más psicológico que técnico ahora, dicen los expertos, la clave está en ver si el índice es capaz de confirmar la resistencia de corto plazo que tiene en 9.062 puntos “zona objetivo de la serie de precios del índice una vez superados los 8.985 puntos”, reconoce José Antonio González, analista de Estrategias de inversión. (Ver: La clave en los 9.062 puntos)  Eso sí, el sesgo bajista seguirá sin verse alterado mientras el Ibex no sea capaz de resolver al alza los 9.062 puntos. “En este sentido, el oscilador MACD comienza a enfriar su tendencia al alza y su pendiente negativa podría apoyar una resolución bajista de la directriz positiva que parte, precisamente, desde los mínimos de la jornada de ayer”.

Se cierre así una jornada de vencimiento  trimestral de derivados, lo que ha inyectado mucha  volatilidad a los índices del viejo contiente. Tal y como explica José Luis Cárpatos, analista independiente que el euro ha dejado de subir y sobre todo la fortaleza de Wall Street, con el S&P500 pasando de forma importante la media de 200 sesiones. “El petróleo también ha tenido mucho movimiento durante la mañana, con soporte en los 40 dólares”. (Ver: Resumen de la sesión en 90 segundos, por Cárpatos)

Entre los valores que apoyaron la recuperación del selectivo, Indra y OHL. La tecnológica se animó con subidas de más del 4% que le llevaron hasta los 10,3750 euros. Lo hizo el día en que UBS ha lanzado una recomendación positiva sobre la compañía elevando el potencial hasta el 30%. Por su parte, las acciones de OHL culminaron la sesión en los 5.9350 euros.

Subidas también para los bancos. De hecho, Banco Popular cerró la sesión con subidas del 3,3% - hasta los 2,5910 euros – mientras que Caixabank también consiguió elevar en más de dos puntos porcentuales su cotización, hasta los 2,7990 euros. Bankia y Bankinter, con subidas de más del 1,7% en tanto que BBVA y Santander tuvieron subidas algo más ligeras del 0,8%, con lo que el próximo lunes comenzarán a cotizar desde los 6,38 euros y los 4,2820 euros, respectivamente.

Los números rojos de la sesión se los llevaron los títulos de Repsol. Pérdidas de más del 1,4% que dejaron los títulos de la petrolera en los 10,54 euros. Grifols, FCC e Inditex recortaron posiciones, hasta los 19,06 euros, los 7,60 euros y los 29,75 euros, respectivamente.