Subidas fuertes en la renta variable propiciadas por el pacto fiscal en EEUU. “Podemos fiarnos de ellas hoy, esta semana, quizás la próxima… pero la raíz del problema del Fiscal Cliff no se a atajado y sólo se ha llegado a un acuerdo de mínimos”.


“Con este pacto se ha salvado el ataque de los cortos, pero el problema financiero que medra detrás de todo esto sigue ahí”, avisa Daniel Álvarez.

“Las parejas con rentas anuales superiores a los 450.000 dólares volverán a contribuir con un tipo impositivo del 39,6%, en lugar del 35% actual. Con ello, se ha atacado el problema de los ingresos, pero se ha aplazado dos meses el ataque al problema de gasto. Por tanto, esperamos más tensiones de aquí a marzo y que se repita la historia que hemos vivido en el mes de diciembre. Se salvará otra vez la historia in extremis, pero habrá que ver si será definitivamente o no”.

“En el Ibex 35 vemos más apetito por el riesgo lo que dilucida una expectativa claramente alcista. Mientras el Ibex 35 no pierda los 8.250 puntos, puede tener recorrido alcista que podría llevarle en el corto plazo hasta los 8.500 sin problema”.

“2013 es un año clave, de transición. Hay cierto consenso en que será en 2014 cuando España y las economías europeas periféricas puedan empezar a crecer. El problema del desempleo y los problemas de déficit vamos a seguir arrastrándolos, pero hay que intentar solucionarlos. Parece que la prima de riesgo española se está estabilizando por debajo de los 400 puntos básicos, buen síntoma. Además, este primer semestre será de ajustes para ver lo que pasa para los siguientes meses, pues el partido no sólo se juega en España, también en EEUU y Europa”..

“El IPC cerró el año en el 2,9% y creo que se irá moderando probablemente. Se ha estabilizado después de los picos estacionales que vimos en octubre. A partir de aquí, lo que consideramos, es que irá poco a poco normalizándose, a tenor con Europa, sobre todo en la segunda parte del año”.

En el mercado de divisas, “si realmente estamos empezando a descontar un escenario positivo, lo natural sería pensar en un cambio de tendencia en la renta variable y en las divisas. Tenemos perspectivas positivas para la libra, el dólar canadiense y el dólar australiano. En cambio, negativas con el yen, ya que es una divisas que suele funcionar como refugio. Mientras que el euro y el dólar siguen siendo una incógnita porque dependen de los pactos políticos de Europa y EEUU”.

En el mercado de materias primas, “la previsión para el petróleo es alcista y creemos que puede seguir subiendo hasta los 115 dólares tras la ruptura de la directriz bajista”.

¿Dónde nos posicionamos? “hay que tener bastante prudencia. Esperaría a que termine esta semana, ver los datos macro importantes que tenemos estos días (empleo mensual de EEUU el viernes) y, en función de todo ello, podremos dilucidar mejor el escenario. De todas formas, creo que podremos ver una renta variable fuerte, sobre todo en EEUU”.


Declaraciones a Radio Intereconomía