A pocos días de la cumbre de los líderes de la UE, llega S&P y pone en revisión la calificación de la deuda de 15 países de la Eurozona. Y sin embargo, poca importancia tienen sus decisiones "pues se limitan a ir detrás del mercado".

Pendientes de la cumbre del próximo viernes, creo que los líderes irán hacia una unificación de criterios que lleven hacia una modificación de los Tratados pero “habrá que ver en qué consisten esas medidas”, reconoce Nicolás López, director de análisis de MG Valores. Este experto asegura que lo adecuado sería que los países vayan a una política de déficit cero, que sea creíble para después “hacer una estructura federal, un gobierno económico que esté por encima de los estados y que tenga ciertas competencias para cumplir con ese objetivo de déficit”. Este esfuerzo tendría una especia de compensación en una política que a nivel europeo permitiría hacer política fiscal, de estímulos…que ahora mismo no es posible. Este experto reconoce en Radio Intereconomia que por ahí “irá la reunión y, aunque ponerse de acuerdo entre tantos países no es fácil, es la única alternativa”.

Los mercados dan credibilidad a que se puede avanzar por esa vía, lo que resolvería el problema de solvencia a medio-largo plazo, pero no podemos estar seguros de si España podrá pagar su deuda.
Y en medio de todo, las agencias de calificación. López asegura que S&P viene a decir que “dependiendo cómo se resuelva esto podremos revisar el rating porque si no hay un proyecto claro esto no tiene solución. Si se van poniendo parches el contagio acabará alcanzando a todos los países y al final se entrará en una rueda sin fin que supondrá un desastre”.

Pero ¿contribuyen las agencias a agravar el problema de deuda? No del todo. “Las agencias de deuda tampoco tienen la importancia que en Estados Unidos, son un poco reflejo de lo que hay y casi se limitan a decir lo que descuenta el mercado. Si vemos los niveles de rentabilidad de los países de la zona euro, muchos no se corresponde con la calificación que tienen. “Creo que los mercados están siendo más pesimistas que las agencias de rating y éstas van al calor de lo que dicen los mercados reajustando sus previsiones”, concluye.

NO se sabe si el BCE prefiere esperar a que se realice la cumbre, pues se determinará los temas importantes en los próximos meses, o bien que entienda que como el momento los tipos de interés que es algo independiente de la decisión del gobierno puedan bajar el precio del dinero ahora. Lo importante que es una vez se hayan tomado las medidas, se haya reformado el tratado y haya asegurado una gobernanza económica europea, se sentarán las bases para permitir que el BCE tenga una intervención en los mercados más en línea con lo que es un banco central. Ahora es imposible porque si la entidad se carga de bonos griegos, italianos o españoles y luego no se paga, tendrían que ser nuevamente los Estados los que tendrían que pagar. Si se hace una gobernanza común, daría un respaldo al BCE para dar el crédito suficiente que tranquilice a los mercados.

Ibex 35, a por los 9300 puntos

Momento de entrar en el Ibex35. Uno no puede estar seguro de que el mercado pueda ir en su contra. López cree que el selectivo español ha iniciado un proceso de rebote que en las próximas semanas le podría llevar a los 9300 puntos. De los 7500 puntos ha rebotado y ha entrado en una dinámica de rebote pero sin dejar de pensar que habrá recortes en el camino.