El Ibex 35 da la bienvenida a los 11.100 puntos gracias a Grifols y Banco Popular, que vieron subidas de más de cuatro puntos porcentuales. En una jornada en la que BME actuó como lastre del selectivo español. En el mercado de deuda, de nuevo la prima de riesgo en los 121 puntos básicos con un euro que bajó hasta los 1,3589 dólares. 


Apertura de la semana con muy buena nota para los principales índices europeos. El DAX cerró plano en torno a los 9990 puntos en tanto que el FT-100 descontó algo más de dos décimas de su cotización. En un entorno en el que tanto el Eurostoxx como el CAC-40, que cotizaron gran parte de la sesión en números rojos, consiguieron pasarse a terreno positivo en los últimos minutos de negociación. El Ibex 35 se unió a los primeros y, al ritmo del 0,9%, cerró en los 11,164 puntos. Dicen los expertos que antes o después necesitamos corregir "dado que a estos precios la mayoría de inversores institucionales ni se plantean entrar y son ellos quienes cimientan las subidas", explica Ignacio Albizuri, analista de GKFX en el Encuentro digital.  Se suele decir que Junio no es un mes bueno para las bolsas aunque Dax y S&P500 están muy muy fuertes.

Una subida de la que participaron la mayoría de los valores de la bolsa nacional y a la que contribuyeron principalmente los bancos medianos. De hecho, Banco Popular se coló en el primer puesto al subir más de un 4% en la sesión, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 5,4540 euros por acción. Grifols y FCC superaron los tres puntos porcentuales de revalorización, hasta los 41,8800 euros y los 17,48 euros, respectivamente.

Banco Sabadell subió un 2,04% y marcó en los 2,6480 euros. Los expertos dicen que el objetivo de la entidad irá ahora hacia la búsqueda de los 2,85 euros por acción, sus máximos de 2011.  Bankia se hizo con un 1,06% de revalorización – hasta los 1,5290 euros – en tanto que Banco Santander cerró con subidas del 0,83% y cerró en los 7,8850 euros. Las acciones de Bankinter, que pasaron la mayor parte de la sesión en números rojos, cerraron en los 6,1010 euros por acción tras subir algo más de una décima. 

Sin embargo, BBVA, que estuvo titubeando durante gran parte de la sesión, consiguió cerrar plano con ligeras subidas en los 9,9150 euros por título Unas caídas que tan sólo se vieron superadas por los títulos de BME, que al ritmo del 2,12%, cerró en los 35,2900 euros por acción.  (Ver: La vela que intentó derribar a BME a 34 euros). Los títulos de Acciona también cerraron en números rojos: caída del 0,11% que le llevó hasta los 63,18 euros.