La volatilidad es ineludible y, es que “en los mercados se palpa un extremo nerviosismo e indecisión para entrar”, dice Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, quien además justifica que en nuestro país también “hay dudas en el corto plazo porque hay problemas como la reforma laboral, los vencimientos de deuda (31.000 millones en julio), o las pensiones.”
En la banca hoy los inversores recogen beneficios ante el recorte de precios objetivos y recomendaciones, por lo que el experto aconseja que “para el que está pensando en invertir en el medio y largo plazo, pueden estar invertidos pues, aunque los dividendos puedan reducirse, seguirán siendo importantes”. En cambio, “para el inversor a corto que quiera pasar un verano tranquilo, el momento es peligroso para entrar en este sector”.

Ante la decisión del Gobierno de recortar las primas un 30% a las compañías solares, las renovables están siendo castigadas en bolsa, si bien, de Iberdrola Renovables, Blasco dice que “es un caso claro de lo que puede pesar una incertidumbre en el sector” pues, “está cotizando por debajo de sus libros, si bien, su producción es fuete y es uno de los grandes ganadores en el mercado internacional”. Por todo ello, el analista opina que “el castigo en la cotización no tiene mucho sentido”.

De Gas Natural Blasco considera que “es un valor defensivo” y, si bien “ha sido muy castigado porque hemos visto fuertes descensos en el consumo de gas, en este momento es una buena opción porque no debería sufrir grandes fluctuaciones y su dividendo es atractivo”, aunque recuerda que “este tipo de valores tan grandes siempre sufren con el riesgo país”.