El Banco Central Europeo podría dar luz verde a un programa de compra de activos valorado en 50.000 millones de euros al mes y comenzaría a funcionar el 1 de marzo de 2015 hasta el final del año 2016 siendo un programa de dos años. En total, la cuantía podría ascender a 1,1 billones de euros, el doble de lo pronosticado por el mercado. 

 

Según la agencia Bloomberg, la propuesta del Comité Ejecutivo del BCE que ha sido entragada al Consejo de Administración prevé la compra de activos por valor de 50.000 millones de euros al mes hasta finales de 2016, según dos funcionarios de los bancos centrales de la zona euro que han visto el documento.

"Esta propuesta será discutida por primera vez hoy en el Consejo del BCE pudiendo ser modificada de manera considerable".
En cualquier caso, a falta de ser ratificada, "las compras no empezarán antes del 1 de marzo", según una de las fuentes consultadas. Desde el BCE se niegan a hacer declaraciones de manera oficial. 

Esta cuantía de 1,1 billones de euros en caso de ser confirmada en la rueda de prensa de mañana que dará el presidente del organismo, Mario Draghi, acercaría el balance del BCE al objetivo previsto por la institución. Literalmente, y en reiteradas ocasiones, Mario Draghi, ya había reconocido querer que el balance se acercara a las cifras del año 2012, momento en el que el balance rondaba los 3 billones de euros. En diciembre del año pasado, cerró, en 2,03 billones, según datos de la propia institución comunitaria con lo que Draghi conseguiría cumplir su objetivo. 

BALANCE ECB



"Otras agencias aseguran que se trataría de un programa de 22 meses" y al que se destinarína 1.100 millones de euros, " muy por encima de los 500.000/ 600.000 millones esperados. Es todo un poco confuso, porque otros medios hablan de mínimo unaño, pero no dicen nada de que sea hasta finales de 2016". reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de inversión.

Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, suscribía esta misma mañana que "todo" lo que fuera inferior a "500.000 millones de euros" podría "decepcionar al mercado, mientras que todo lo que esté por encima de 550.000 millones hasta 750.000 millones va a ser una noticia positiva".

La cuestión es que esta misma mañana -en base a este dato, desconocemos el por qué- el miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Ewald Nowotny, aseguró que los inversores no deberían dejarse llevar por una reunión política con toda la intención de calmar las expectaciones sobre un QE.



¿Qué posibilidades existen ante un QE?
Lo señalaba José Luis Cárpatos esta misma semana y en opinión del experto existen 7 escenarios ante la aprobación de un programa de compra de activos: 

1- El BCE no anuncia QE y no dice cuándo será. Desplome brutal de las bolsas, del entorno del 4%, subida dura del euro, fuerte bajada de los bonos. Tensión severa en la deuda periférica.

2- El BCE no anuncia QE, pero dice que se tomará la decisión pronto. Bajada de las bolsas de no menos del 2%. Subida del euro.

3- El BCE anuncia QE, pero no termina de dar los detalles concretos, y dice que los dirá más adelante. Posiblemente la reacción sea igual que en el caso 2, desde luego bajada fuerte en bolsas vamos a tener.

4- El BCE anuncia QE de menos de 500.000 millones de euros, bajada de las bolsas, tanto más cuanto se aleje hacia debajo de esa cifra.

5- 5- El BCE dice que QE de entre 500 a 600.000 millones de euros, pero con muy baja mutualización. Posible desencanto de las bolsas, si no se reacciona de forma negativa el primer día puede pasar después, sería hipótesis peligrosa para las bolsas.

6- 6- El BCE dice que QE de entre 500.000 a 600.000 millones con alta mutualización de la deuda. Subidón de las bolsas del 3% para arriba.

7- El BCE dice que QE de más de 600.000 millones cerca del billón, con mutualización media, subidón del 5% o más en las bolsas. Con alta mutualización, subidas por encima del 5% y más subidas muy fuertes en días posteriores. Ibex camino de los 12.000. Con baja mutualización, reacción dudosa, y poco clara, seguramente positiva, pero mucho menos.