“A pesar de que han corregido, los mercados han aguantado muy bien. Lo que está habiendo es una presión financiera para cambiar el presidente italiano, por lo que los mercados de equity están celebrando la aprobación de las medidas de recorte en Italia”, opina José Lizán, analista de Nordkapp.

“Se van cerrando flecos por medio de medidas, por lo que creo que veremos un final de año en positivo”. Y, es que “en el 8.200 se ha parado el mercado y ha vuelto a subir, por lo que no me extrañaría que se desplegara una nueva amplia subida”, afirma el experto en declaraciones a Radio Intereconomía.

“Los resultados de FCC son los más negativos que hemos conocido hoy. Aprovecharía cualquier rebote a zona de 20 euros para deshacer posiciones”. En cambio, “Grifols no me da ningún miedo, se ha comportado como valor defensivo”. Por otro lado “debemos estar largos en Sacyr y Repsol sin problema”.

“El mercado no se cree que pueda mantener el dividendo Telefónica, sin embargo, Alierta vive para el accionista y no me extrañaría ver alguna operación extraordinaria, como desinversiones o sinergias en Brasil ocultas, para realizar un reparto extraordinario”.