Todavía estamos pendientes de la situación en Italia y sobre lo que va a pasar sobre su sector financiero. El mercado se ha puesto en modo de resolución de problemas vía ampliación de capital, que podría solucionar la situación de los bonistas, principalmente de los bancos italianos.
 
Creemos que el BCE va a alargar el QE y las compras y modificar algunas cosas para meter otros elegibles. NO vemos un tapering ni una reducción y es porque seguimos estando lejos de los niveles de IPC. Todos los acontecimientos políticos han salido negativos, por tanto van a mantener las medidas.

Sí habrá subida de tipos de interés en Estados Unidos y es lo que el mercado espera claramente. Sobre todo lo más importante va a ser saber cuál es el camino de subidas que la Fed va a seguir el año que viene.
Creo que es probable que el año que viene sea el año de la bolsa europea. EEUU tiene más estabilidad política por tanto hay más posibilidad de revisar los beneficios al alza. Las noticias que salen en Europa son malas y eso genera más inestabilidad. Por eso Estados Unidos es una apuesta más segura.

Declaraciones a Radio Intereconomía