El Ibex 35 continúa la senda alcista a media sesión y roza los 11.000 puntos. José Lizán, gestor de carteras de Nordkapp, afirma que nos encontramos en una sesión “poco relevante”. El experto admite que “hay pocas alternativas de inversión dadas la rentabilidad de la renta fija pública y lo cara que está la renta fija privada,-continúa- por eso los índices se están impulsando”. Además, debido a la tendencia alcista de las últimas jornadas, Lizán recomienda “estar largos en el mercado y ponerse niveles de salida para cuando se de la vuelta”.
Todas las miradas están puestas en la reunión de mañana de la Reserva Federal americana en la que se decidirán los tipos de interés estadounidenses. Jose Lizán, gestor de carteras de Nordkapp, no prevé cambios significativos en los tipos pero aconseja observar el discurso posterior a dicha reunión porque “se espera que vayan diciendo cómo se va recuperando su economía y también podrían dar pistas sobre los futuros cambios en su política monetaria”. Según el experto, a finales de año podrían cambiar los tipos al alza y mover al dólar y al resto de mercados.

Vueling supera por primera vez el millón de pasajeros en Julio, mes en el que se fusionó con Clickair, Lizán señala que "es una noticia positiva para ambas compañías porque crean un 'player' de lowcost en España con sinergias y con una mayor dimensión que siempre será mejor para optar a una buena gestión”.  Por su parte, Iberia es de las que más bajan hoy en bolsa a punto de publicar sus datos sobre el tráfico de pasajeros . El experto cree que “su supervivencia depende de la fusión, la cuál sea seguramente con British Airways aunque tiene más opciones”. Además, desde Nordkapp recomiendan tener a Iberia en la cartera porque “el sector aeronáutico se consolidará y se ganará dinero invirtiendo en Iberia”. En términos más generales, Lizán comenta que el sector de la aviación está 'atomizado' y muy castigado por la caída del consumo, “la fusión es la única solución para que haya viabilidad”, concluye.


Recomendación

Lizán destaca un valor en concreto, Iberdrola, “es una compañía que ha sufrido mucho la caída de la demanda, pero vemos que dicha caída se está frenando y que las materias primas están de nuevo en alza, por lo tanto, tarde o temprano la cotización reaccionará acercándose a los 7 euros”. El experto también comenta que “si hubiese una fuerte corrección del mercado, el valor no lo haría mal puesto que no se ha revalorizado práticamente nada”.