Vuelven los temores a los mercados ante la perspectiva de que el candidato republicano, Donald Trump, pueda alzarse con la victoria de las elecciones presidenciales de Estados Unidos la semana que viene.  Y como ocurre cada vez que se desatan los nervios, el oro vuelve a creer en su papel como activo refugio.
 
En estos momentos, la onza del metal dorado sube hoy algo más de un 0,7% y ha llegado a superar la cota de 1.300 dólares. El escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton ha supuesto un mazazo para sus partidarios en la campaña, ya que las últimas encuestas dan la ventaja a su rival Trump por primera vez en muchos meses. Y ante esta posibilidad llegan las incertidumbres y con las incertidumbres, la búsqueda de refugio.
 
No hay que olvidar tampoco que la Reserva Federal termina hoy su reunión de dos días en la que se analiza su política monetaria. Aunque no se espera que la institución tome hoy ninguna medida, lo cierto es que el mercado descuenta que la decisión se adoptará en breve, en la próxima reunión de diciembre.
 
James Butterfill, director de análisis y estrategias de inversión en ETF Securities explica que los precios del oro podrían subir hasta un 10% en los próximos 12 meses si Donald Trump gana las elecciones.
 
En HSBC consideran que la subida podría ser superior si gana el republicano y que la onza podría alcanzar la cota de 1.500 dólares, lo que implica un alza de un 15% desde los niveles actuales.
 
En cualquier caso, son varias las firmas las  que consideran que el metal precioso puede seguir subiendo sea quien sea el vencedor. HSBC piensa que el oro subirá al menos un 8% en los dos casos.
 
Explican en esta firma que ambos candidatos han expuesto en sus programas políticos claras apuestas por estimular la demanda, sobre todo a través de la inversión en infraestructuras. Esto incrementará el déficit y la inflación, un escenario positivo para el oro.

Oro

 
Por eso el analista de ETF Securities explica que “somos optimistas con el oro hasta mediados de 2017 tanto por la incertidumbre en Europa, los tipos de interés negativos, la valoración de los bonos y la renta variable.
 
En su opinión, “una subida de los tipos en diciembre no va a pasar factura al rally del oro porque los tipos de interés van a seguir estando bajos y los tipos de interés reales seguirán en terreno negativo.  Podría producirse una caída con la primera subida, pero el rally se reanudaría a principios del nuevo año”. Ellos esperan que los precios suban un 10% para alcanzar 1.440 dólares en junio.
 
Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan al oro una puntuación de 6, lo que lo sitúa en fase de consolidación.

Oro indicadores

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“El platino impulsado por las perspectivas de una menor oferta y precios bajos”