Llega el final del año y comienza el momento de poner en orden nuestro negocio y nuestro patrimonio, sobre todo de cara al fin del ejercicio fiscal.
Los expertos de Keyandcloud acaban de publicar una nota en la que aconseja a los autónomos qué medidas deben tomar para optimizar su factura fiscal. En la empresa explican que “ser autónomo en estos días no es fácil. Muchos de los profesionales que inician su actividad se encuentran con problemas relacionados con la facturación y las gestiones necesarias para realizar sus labores. Como es bien sabido, uno de los grandes dolores de cabeza para todos los autónomos es el pago correspondiente al IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)”. Por eso en la compañía dan estos trucos:

1- Recordar que el pasado verano se rebajó el IRPF. En la nota explican que “gracias a esta medida, la retención se redujo del 19% al 15% para los autónomos en general y del 9% al 7% para los nuevos autónomos”. Según la Agencia Tributaria esto va a permitir que alrededor de 800.000 profesionales podrán aumentar su liquidez en cerca de 263 euros durante la segunda mitad de 2015.

2- Atención a la declaración de la renta tras esta bajada: Los cambios de la normativa hacen que haya que tener cuidado con nuestra próxima declaración. Explican que “ahora, las facturas deben realizarse indicando la base imponible más el IVA y menos el nuevo IRPF, por lo que se ganará mensualmente un poco más. Sin embargo, al final de año, es posible que se tenga que pagar más en la declaración de la renta”. Apuntan que el IRPF tiene en cuenta los ingresos, la vivienda, los gastos, etc. y dependerá de todo ello, y no simplemente de lo que se retenga en las facturas, el aumento. En la empresa apuntan que “por este motivo, merece la pena plantearse ciertas cosas como la optimización de los gastos y el uso correcto de las amortizaciones y las deducciones. E incluso, se puede pensar en el pago del IRPF de forma fragmentada o en partes, si llegado el momento, no se puede hacer frente a este`”.

3- Deducción del alquiler: En general, los analistas de la empresa apuntan que los autónomos deben revisar la política de gastos. En su opinión lo más indicado es hacerlo con la ayuda de un profesional. Pero, por ejemplo, apuntan que “una idea de política de gastos que se debe tomar en consideración es el alquiler de la vivienda. En Europa cada vez hay más autónomos, ya que así cada uno puede controlar su fiscalidad y como parte de este control, la persona puede decidir deducirse ciertos gastos como el alquiler”. Esta sería una buena idea para aquellos profesionales que trabajan desde su casa.

4- Impuesto de sociedades: Explican que si la base imponible general del IRPF es mayor a 41.400 euros, “el autónomo debe plantearse crear una sociedad de forma que facture como persona jurídica. Esta figura le permitirá pagar menos impuestos y, a medida que la base imponible real se aleje de esta cifra límite, será aún más adecuada la creación de la sociedad. Al hacerlo, la sociedad puede pagar una nómina de administrador a sí mismo, el autónomo”.

5- Ahorro: Aconsejan desde la firma que “si bien la bajada del IRPF vivida es un alivio para todos los trabajadores independientes, esto no significa que se deba dejar de ahorrar. Siempre es importante mantener la vista fijada en ello para poder ir avanzando”.

QUIZÁ LE INTERESE SABER: “Está de enhorabuena, su cartera tributará menos a partir de este mes”