La entidad bancaria Caja Duero presentó ayer su nuevo producto hipotecario, la hipoteca joven con un plazo de amortización mayor para pagar menos aunque durante más tiempo. Exactamente hasta los 70 años, a un interés del Euríbor más 0,5.
La nueva hipoteca establece como límite de pago los 70 años, por lo que si el solicitante tiene 18 años en el momento de contratarla, el plazo máximo de amortización para él serían 52 años. La hipoteca parte de un interés de Euribor más 0,50, aunque puede verse reducido a un más 0,25 en función del cumplimiento o no de ciertos requisitos de vinculación, entre los que se encuentran la firma de un seguro para el hogar, de una póliza de vida, o de un plan de pensiones con la entidad. El producto supera por primera la barrera límite de los 50 años como plazo máximo de amortización con unas condiciones verdaderamente competitivas. El objetivo que persigue Caja Duero es el de hacerse un amplío hueco entre los jóvenes. Pretende aumentar su cuota de mercado aumentándola con 200.000 nuevas hipotecas contratadas por jóvenes menores de 35 años.