Repsol cae con fuerza después de que su mayor accionista, Caixabank, haya movido ficha para reducir posiciones en su capital.

Los títulos de Repsol amanecen en la parte baja del Ibex 35, cotizando en negativo la desinversión que ha puesto en marcha Caixabank. La financiera ha anunciado la venta de bonos canjeable por acciones de Repsol por importe de 620 millones de euros. Estos bonos vencerán en 3 años y, entonces, Caixabank podrá decidir si devuelve el dinero o lo canjea por acciones de Repsol, deshaciéndose con ello de un 2,5% del capital de la petrolera en sus manos. Actualmente la financiera tiene un 12,972% de Repsol, lo que le convierte en su mayor accionista. Además, aunque los bróker aplauden la decisión de Caixa (JP Morgan recomienda sobreponderar el título), se muestran neutrales con Repsol (UBS recomienda mantenerse neutral a un precio de 18 euros).

En concreto, esta posible desinversión le cuesta un 3,20% de su precio y Repsol cae a 18,32 euros. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategiasdeinversion.com, advierte “de un tramo correctivo de mayor si el precio adquiere mayor momento negativo a corto plazo y consolida por debajo de la zona de soporte 18,67 / 18,60”. (Ver: Análisis técnico de eBay, EUR/USD, oro, Repsol, IAG y Apple

cotización repsol


A su vez, Repsol está buscando comprador para su participación del 30% en Gas Natural, acción en la que comparte gran parte del capital con Caixabank, que posee un 35,27% de la gasista. Dicha participación estaría valorada en 6.000 millones, mientras que Repsol tiene contabilizadas esas acciones a 12 euros, por lo que las plusvalías superarían los 2.000 millones.(Ver: Lío de faldas en el sector energético europeo)