El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, asegura que la entidad es hoy "más fuerte que cuando empezara la crisis". El banco mantendrá el dividendo en 0,60 euros por acción en 2014.
 

Durante su intervención en la presentación de los resultados de 2013, Botín adelantó que el consejo de administración del banco propondrá en la Junta General, que se celebrará el 28 de marzo, mantener la retribución con cargo a los resultados de 2014 en 0,60 euros por acción por sexto año consecutivo. El pago se hará mediante la modalidad de cuatro scrip dividend, que permite al accionista elegir entre cobrar el dividendo en efectivo o en acciones.

Entre las perspectivas del banquero para 2014, se encuentra "el incremento de los resultados", lo que, en su opinión, vendrá "favorecido por la mejora de la situación económica y la sólida posición" del banco. "Estamos ahora totalmente preparados para iniciar una nueva etapa de crecimiento de beneficios. Esperamos que en los próximos tres años nuestra rentabilidad se recupere hacia niveles previos a la crisis, cumpliendo en todo momento con las nuevas normas y regulaciones en materia de capital y liquidez", ha declarado Emilio Botín. 

En su opinión, la situación y las perspectivas de la economía mundial “han mejorado claramente en los últimos meses”. “Todos nuestros diez mercados principales tendrán crecimiento positivo de sus economías por primera vez en cinco años. Las economías más desarrolladas confirmarán las mejoras que ya se empiezan a notar desde el pasado verano y también las economías emergentes ofrecen signos positivos”.



Perspectivas España
En relación a nuestro país, Botín ha vuelto a insistir en que durante el año 2013 "hemos dejado de ser definitivamente el foco de la crisis para convertirnos en un ejemplo por nuestras reformas, que ya empiezan a dar frutos", haciendo especial hincapié sobre la reforma laboral. 

Asimismo, el presidente del Santander se ha referido a la reducción "significativa" de la prima de riesgo y a un repunta "con fuerza" de la inversión extranjera "en los últimos meses" que, considera, "demuestra el creciente interés de los inversores internacionales por España".

Botín cree que "la recuperación" española "ganará fuerza de forma gradual en 2014, año en el que esperamos un crecimiento del 1%, en línea con lo previsto para el conjunto de la eurozona”.

En todo caso, reconoce que todavía se debe ser "cauto" puesto que el contexto sigue siendo "difícil".  

"Las secuelas de la crisis tardarán en desaparecer: el desempleo, aunque ya se han producido avances en los últimos meses, se mantiene en tasas muy elevadas, por lo que el objetivo debe ser reducirlas. Estoy seguro de que mejorará paulatinamente a medida de que se vaya consolidando la recuperación; y la deuda pública y privada aún tendrá que reducirse", ha concluido el presidente del Banco Santander.