Jornada de subidas en la renta variable nacional impulsada por bancos y constructoras, dos de los sectores más favorecidos por los mínimos de la deuda pública. El Ibex35 cerró con una revalorización del 1.1% que le llevó a los 10.642  puntos. Subida que dejó el bono español a diez años en el 1.89% lo que deja la prima de riesgo en los 120 puntos básicos. 

De nuevo hay que agradecérselo a Mario Draghi. Sus declaraciones el pasado viernes hablando de inyecciones monetarias – el famoso QE – y los mercados llevan desde entonces sumando posiciones. Ya lo dicen los expertos: a los mercados les gustan los Quantitative Easing y la liquidez. Y a pesar de que los miembros del Bundesbank ya han comenzado a poner pegas – Weidmann ha sido el último en decir que la mirada debería estar puesta en el crecimiento más que en medidas de expansión monetarias – no han sido suficientes para que los mercados cesen de sus subidas. El Ibex35 cerró con subidas del 1.16% que le llevaron hasta los 10.642 puntos.

Y es que además, las declaraciones de Draghi han tenido un efecto más sobre la deuda pública, haciendo bajar las rentabilidades de los bonos de la periferia a mínimos históricos. ¿Y a quién beneficia esto? Para empezar a las economías, que se financian a un tipo de interés más barato pero también a dos sectores principalmente: el bancario, por la cantidad de deuda pública que tienen en cartera, y el constructor, por las refinanciaciones que se están llevando a cabo.

Por cierto, dos sectores que hoy han liderado la subida del selectivo español. Bankia a la cabeza, con subidas de más de tres puntos porcentuales que le llevaron hasta los 4.4140 euros por acción. Sacyr, Santander y Acciona se colaron entre los primeros puestos al sumar más del 2%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 3.2070 euros, los 7.0900 euros y los 59.73 euros, respectivamente. No quedó ahí porque Banco Popular también logró avanzar más del 2%, Bankinter y Sabadell cerraron en los 6.9790 euros y los 2.2380 euros en tanto que Caixabank y BBVA se animaron con subidas de más de un punto porcentual que les llevaron hasta los 4.3980 euros y los 8.4800 euros, respectivamente.

Del resto de pesos pesados, Telefónica se animó con subidas de más de un punto porcentual y cerró en los 12.60 euros. Iberdrola elevó en un 1.5% el precio de su cotización en tanto que Inditex y Repsol consiguieron subir más de medio punto porcentual, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 23.3450 euros y 18.5800 euros, respectivamente.

En números rojos, Abengoa B que cerró con una penalización de más del 7% que le llevó hasta los 2.0500 euros. FCC recortó más de tres puntos porcentuales - hasta los 14.8800 euros – el día en que se ha dado a conocer que Esther Koplowitz habría roto su acuerdo con Soros en FCC para que éste adquiera sus derechos de suscripción preferente en la ampliación de capital de la constructora.

En números rojos Viscofan también cerró con una penalización del 1.8% - hasta los 45.9950 euros – en tanto que Técnicas Reunidas cerró en los 40.4150 euros, tres perder más del 1.8% en la jornada.

En el continuo....

Entre los valores del continuo que más posiciones perdieron, Uralita y Abengoa retrocedieron más de siete puntos porcentuales, con lo que marcaron en los 0.4600 euros y los 2.3970 euros, respectivamente, su último precio. 

Penalizaciones que compitieron con los avances que mostraron los títulos de GAM y Uralita. La primera subió más del 11% y cerró en los 0.29 euros en tanto que las acciones de Urbas consiguieron subidas de más del 5%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 0.0190 euros por acción. 

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, pincha aquí