Llega la primavera y con ella el momento en el que tenemos que rendir cuentas a la Agencia Tributaria. La campaña de la renta del 2014 siempre presenta preguntas que no sabemos resolver o no conocemos cuál es la tributación a la que nos debemos ajustar. Sobre todo en los movimientos que podemos hacer en los mercados.

Muchos inversores se dedican a la compra-venta del oro y la plata, y con cada año nuevo se presenta la misma incertidumbre, además de unas preguntas muy específicas. Pero incluso para los que lo hayan hecho por primera vez, o los que tengan la intención de hacerlo (invertir en oro o plata), estas son las respuestas a los principales interrogantes.

¿Qué impuesto debo pagar por la compra de Oro y Plata?

A la hora de saber cómo tributan el oro y la plata tenemos que diferenciar según la opción de inversión que se elija.


Al objeto de favorecer el uso del oro como instrumento financiero, la Directiva 1998/80/CE del Consejo, de 12 de Octubre de 1998, establece exentas de IVA las entregas, adquisiciones, intracomunitarias e importaciones de oro de inversión, incluidos el oro de inversión representado por títulos de oro asignado o no asignado o negociado en cuentas en oro, y en particular, los préstamos y swaps en oro que impliquen un derecho de propiedad o un crédito sobre el oro de inversión.

También, las operaciones con oro de inversión que impliquen contratos de futuros y a plazo que den lugar a la transferencia de un derecho de propiedad o un crédito sobre el oro de inversión.

También queda exenta la prestación de servicios prestados por agentes que actúen en nombre y por cuenta de otras personas, cuando intervengan en la entrega de oro de inversión para su mandante.

Esta directiva se traspuso en la Ley 37/1992 del IVA en España.

¿Qué se entiende por oro de inversión?

Se diferencian entre varias:

- Barras (lingotes) o láminas de peso aceptado en los mercados de lingotes, de una pureza igual o superior a 995 milésimas, con independencia de que esté o no representado por títulos. Los Estados miembros podrán excluir del presente régimen las barras o láminas pequeñas de peso igual o inferior a un gramo.

- Monedas de oro que tengan una pureza igual o superior a 900 milésimas, que hayan sido acuñadas después de 1800, que sean o hayan sido moneda de curso legal en el país de origen y cuyo precio de venta no supere en el mercado libre, el valor del oro que contienen en más del 80 %.

Así pues, los lingotes y monedas que no cumplan la anterior condición, tendrán que pagar el IVA del 21%, el mismo tipo que se aplica por la compra del resto de metales preciosos, incluida la plata.

Si en lugar de invertir en la commoditie física, el inversor decide hacerlo mediante ETFs, contratos de futuros e incluso acciones de empresas mineras, no tendrá que pagar IVA por la compra, aunque sí es posible que paguen algún canon a brokers o agentes de inversión.

En el caso de comprar oro a un particular...

Al ser la transmisión onerosa efectuada por un particular, no está sujeta a IVA pero el adquirente sí tributaría por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, en la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas.

La base imponible será el valor real del bien transmitido, respecto a este concepto el Tribunal Supremo viene considerando como tal el valor intrínseco o por naturaleza del bien o derecho, el valor verdadero y definiciones similares y lo asimila al valor de mercado cuando esto sea posible por existir mercado de bienes o derechos transmitidos (Sentencia de 7 de Mayor de 1991).

¿Qué tributación se me aplica a la hora de vender?

Independientemente de la opción que hayamos elegido para comprar oro (con la excepción de los fondos de inversión que no tributan por ganancia patrimonial generada si se reinvierte el capital en otro fondo de inversión) a la hora de producirse su venta, se genera una ganancia o pérdida patrimonial.

La plusvalía se determinará calculando la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta. Si se ha generado plusvalía habiendo sido adquirido con más de un año de antelación a la fecha de transmisión, tributarán según los siguientes tramos:

Tributación fiscal oro y plata


En el caso de transmitirse sin haber transcurrido un año desde su adquisición irá a la base general tributando a la escala o tarifa general (del 24% al 56%, según comunidades autónomas).

No se computarán pérdidas patrimoniales cuando el contribuyente hubiese adquirido valores homogéneos dentro de los dos meses anteriores o posteriores a dichas transmisiones.

¿Se aplica retención?

No, con carácter general, salvo que las ganancias o pérdidas patrimoniales procedan de fondos de inversión, en cuyo caso sí estarían sometidas a retención del 21%.

Si quiere conocer los detalles de la renta 2014 y 2015 pinche aquí