El mercado viene descontando que el BCE anuncie un QE de al menos 500.000-600.000 millones de euros y ayer Bloomberg filtró que serían 1.100.000 millones, algo que aún no le ha dado tiempo a descontar. Hoy los inversores se muestran cautos y los principales activos no registran grandes variaciones de cotización, a la espera de conocer las condiciones concretas del QE europeo.


EURUSD
Los expertos coinciden en afirmar que seguro la compra de deuda hará que el euro se deprecie aún más frente a la divisa estadounidense. Además, el dinero que inyecte el QE al sistema podría favorecer el trasvase de dinero a activos estadounidenses, haciendo que se revalorice también el dólar. Con ello, el par EURUSD sigue cayendo, aunque los descensos se aminoran conforme se acerca la hora H. Así, el EURUSD está recuperando la zona de 1,16 euros, aunque la tendencia bajista del par es clara en todos los plazos, pues cotiza ampliamente por debajo de 50 y 200 sesiones.

eurusd


IBEX 35
El selectivo español cotiza en positivo esta mañana. Aunque en lo que llevamos de semana se revaloriza un 3,5%. El Ibex 35 ataca los 10.400 puntos. A corto plazo encuentra un soporte en la zona de 10.350 puntos, donde ha dejado un hueco en la apertura. Su siguiente objetivo son los 10.500 puntos. Aún así, el Ibex no logra escapar de la espiral bajista en la que se ha visto inmerso en los últimos trimestres, pues desde septiembre ha desarrollado máximos y mínimos decrecientes de forma consecutiva y está muy alejado de los máximos de 2014 en los 11.200 puntos (7,5%). Aunque Draghi podría acercarle en próximas semanas si sorprende al mercado. En cambio, si defrauda, el Ibex tiene más margen de caída hasta el relevante soporte de los 9.300 puntos, parte baja del lateral.

Además, Eduardo Faus, analista de Renta 4, indica ciertas curiosidades del comportamiento de nuestro índice en los días en los que el BCE anuncia sus decisiones de política monetaria:
Hasta ahora, desde 2014, todos los máximos marcados los días de reunión del BCE han venido estableciendo zonas previas a correcciones de cierta importancia
* Hasta ahora, desde 2014, siempre que en el día de reunión se abre al alza se cierra al alza (en coherencia con el estudio publicado hace dos días donde mostrábamos que siempre que hay un anuncio de QE la bolsa en cuestión cierra en positivo)
* Hasta ahora, desde 2014, sólo ha habido dos casos (y uno de ellos "por los pelos") en que el cierre ha sudo distinto de la apertura

ibex


DAX

El selectivo alemán es el que más suspicaz se muestra con el anuncio del esperado QE y se convierte en el único índice que cotiza en negativo, con ligeras caídas. La razón es que el programa de relajación cuantitativa no beneficiará necesariamente a la deuda alemana, que ya, como explica Miguel ángel Bernal, profesor del IEB, “con la compra de deuda soberana, el bono alemán va a caer aún más y ya cotiza en negativo; va a tirar de los diferenciales hacia abajo, pero éstos ya son pequeños

Aunque a corto plazo el Dax cotice en negativo, no hay que llevarse las manos a la cabeza, pues sigue instalado en zona de máximos históricos, en torno a 10.300 puntos y el soporte principal pasa por los anteriores máximos históricos marcados en diciembre en los 10.100 puntos.

dax



EUROSTOXX 50
El índice compendio europeo está registrando ligeras subidas, aunque suficientes para superar la directriz bajista que ha desarrollado desde los máximos de 2014. Que el EuroStoxx 50 se instale por encima de los 3.275 puntos es una buena noticia, pues supera esta recta bajista y ataca la zona de resistencia de los 3.327 puntos. Este nivel es clave, ya que se corresponde con la parte alta del canal lateral en el que se mueve el índice desde hace casi año y medio. El EuroStoxx cruza los dedos para que el BCE no defraude hoy con su programa y pueda darle un impulso alcista. En cambio, si Mario Draghi defrauda con sus palabras, tendríamos que alarmarnos si esto le hace perder la zona de 3.000 puntos.

eurostoxx