El euro lleva una semana muy plano, prácticamente moviéndose una figura arriba y abajo y, es que, hoy es el día decisivo para ver movimientos de más calado en el par EURUSD con el anuncio previsible de nuevas medidas de expansión monetaria.

 Llegó el Día D, en el que Draghi tendrá que cumplir con el plan previsto si no quiere defraudar a los mercados y provocar caídas en bolsa y subidas del euro. (Ver: Las tres medidas que debe tomar Mario Draghi si no quiere volver a decepcionar al mercado)
 
Si Draghi regala a los oídos de los inversores lo que quieren oír, es decir, reducción del tipo de depósito hasta el -0,4%, aumento de la cantidad de compras de deuda soberana mensuales y extensión del QE más allá de 2017, el EURUSD podría decantarse por perforar el nivel de 1,095 dólares, que estos días ha servido de soporte. En cambio, si Draghi no va tan lejos como el mercado espera, podría acabar perforando la zona de 1,105 dólares, parte alta del estrecho lateral en el que se ha movido en las últimas sesiones.
 
Además, como se puede observar en el gráfico, el EURUSD está inmerso en un canal alcista dentro de otro lateral de mayor longitud. Dentro de este canal alcista, vemos que el techo y el suelo de los últimos días coinciden con los retrocesos de Fibonacci del 50% y el 38,2%. Así pues, si las medias que anuncie el BCE saben a poco, el euro podría ir a buscar los 1,115 dólares y, si ocurre lo contrario y el euro podría debilitarse aún más y descender a la parte baja del canal que pasa por los 1,09-1,085 dólares.
 
eurusd
 

Los indicadores técnicos Premium confirman la tendencia bajista del EURUSD a medio y largo plazo, aunque se puede observar que las medias de 14 y 40 sesiones han convergido con el precio en la zona de 1,10 dólares.

eurusud