La compañía de la manzana acudió a su cita con los inversores para presentar sus cuentas correspondientes a su primer trimestre fiscal que superaron el pronóstico del consenso de mercado, pero que estuvieron por debajo de las expectativas sobre las ventas del iPhone.

 
La compañía informó que obtuvo ganancias trimestrales por valor de 3,28 dólares por acción y unos ingresos que ascendieron hasta los 75.900 millones de dólares. Los analistas esperaban que Apple presentara un beneficio de 3,23 dólares por acción y unas ventas que llegaran a los 76.540 millones de dólares.

El CEO de Apple, Tim Cook, describió el trimestre como un período en el que hubo "un montón de grandes cosas que sucedieron en un entorno turbulento”. Las acciones de Apple no se movieron inmediatamente después de sus resultados, pero luego marcó un descenso de más del 2% a medida que se fueron digiriendo sus números.

La compañía también informó que vendió 74,8 millones de iPhones en el trimestre, mientras que las expectativas marcaban unos 75,46 millones, según StreetAccount.

El modelo de iPhone más reciente de Apple, el 6S, ha sido visto por muchos analistas como un Smartphone bastante similar a los anteriores. Demasiadas pocas mejoras para justificar el lanzamiento de un nuevo terminal. Cook indicó que mientras que el segundo trimestre será más difícil el desarrollo del iPhone “el año va a mejorar a medida que avanzamos”.

Las ventas de los Mac y iPad también fueron más débil de lo esperado. Se vendieron 16,1 millones de unidades de tablets, en comparación con las 17,93 millones de unidades que se esperaban , mientras que se vendieron 5,3 millones de Macs, por debajo de los 5,8 millones que se habían proyectado.

"Nuestras ventas de discos y los márgenes fuertes llevaron a que registrásemos los mejores números de todos los tiempos en un trimestre, a pesar de un entorno macroeconómico muy difícil", señaló Luca Maestri.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: Las cuentas de Apple, una patata caliente para Wall Street