Se espera una apertura claramente alcista en Europa con los principales futuros subiendo. Todo después de que el S&P 500, el Dow Jones y el Russell 2000 marcaran en la pasada jornada nuevos máximos históricos. Algo que no se veía desde el año 1999. Huelga decir que advertimos que desde el cierre de hace varias sesiones las manos fuertes están largas, especialmente en las pequeñas compañías. Habrá que preocuparse cuando las manos fuertes salgan de ahí.