Se espera un comienzo de sesión ligeramente al alza en los mercados europeos. La clave de la jornada está centrada en un solo factor: de nuevo Trump. Las manos fuertes no se creen nada del presidente de Estados Unidos salvo en los primeros días después del resultado electoral. La tendencia alcista de fondo sigue. La situación que nos encontramos es que hay mucha desconfianza en el mercado hacia la verdadera capacidad de Trump para poder cumplir las promesas de bajada de impuestos y de gasto público. La bolsa va a fijarse mucho hoy de la votación en el congreso estadounidense donde se elegirá si se pone en marcha el proyecto de ley sobre la reforma sanitaria.