ACS es de las pocas compañías del Ibex 35 que ronda zonas de máximos históricos. Ahora cotiza al borde de los 30 euros, que no deja de ser más que una resistencia psicológica.
 
ACS cotiza a un 4% de sus máximos históricos alcanzados en los 31,21 euros en febrero de 2015. Tras dibujar una subida vertical desde febrero del año pasado, lleva cinco meses lateral entre los 28,5 y los 30,50 euros, consolidando la  borrachera de subidas de meses anteriores. Ahora, la clave está en que supere este canal lateral por la parte alta, pues ya nada le frenará hasta conseguir reconquistar la cima.  

En cambio, si ACS rompiera el canal por la parte baja y perforara los 28,50 euros, correría el riesgo de perder el canal de más largo plazo y alcista que ha guiado sus avances.
 


Sin embargo, los indicadores técnicos premium nos invitan a pensar que ACS puede seguir su camino alcista, pues su situación técnica recibe una nota de sobresaliente. el pero que podría retrasar el ataque a los máximos históricos lo encontramos en el volumen de largo plazo, que ha descendido. Aun así, el volumen de medio plazo es creciente. Ahpora bien, ante el poco recorrido que le queda al valor hasta sus máximos, Roberto Moro, de Apta Negocios, indica que “a mí a corto plazo estos niveles me parecen más para salir o incluso mantener. Puede romper pero que sea eso lo que suceda y nos invite a tomar posiciones".