La compañía se reafirma en sus objetivos de cara al 2017 y ha propuesto una retribución al accionista adicional que se podrá cobrar en efectivo o a través de acciones nuevas procedentes de autocartera y que gozarán de un descuento del 3%. La propuesta queda a expensas de la aprobación por parte de la junta de accionistas que se celebrará el 3 de abril.
 
Abertis confirmó en la rueda de prensa en la presentación de sus resultados anuales ante los medios que realizarán un segundo pago del dividendo de 0,37 euros brutos por título –que se unen al primer pago de 0,36 euros brutos por acción efectuados en noviembre del año pasado– y que se podrá cobrar en efectivo o a través de acciones nuevas que proceden de la autocartera de la compañía.

Esta propuesta contará con un descuento que asciende hasta el 3%, en comparación con la cotización de referencia que determine el Consejo de Administración.

Así lo confirmó Francisco Reynes, vicepresidente y CEO del grupo, que explicó que es una medida que no considera “que vaya a generar más volatilidad a las acciones de la empresa sino que más bien es una manera de premiar al inversor” para poder así seguir confiando en Abertis de cara al futuro. De este modo, la firma intentará garantizar “el dividendo por acción los próximos años”, mientras que la obtención de un beneficio neto no supone “una restricción sobre el pago del dividendo”.

Así pues, el pago total de dividendos por parte de Abertis a cuenta de las cuentas del pasado año asciende en su total hasta los 0,73 euros brutos por acción, lo cual supone una cifra un 11% superior a la retribución a la accionista realizada en el 2015. El desembolso total de Abertis con respecto a este concepto ascenderá finalmente hasta los 723 millones de euros.

Perspectivas para el 2017

Por su parte, Abertis también se centró en las previsiones de cara al 2017. En este sentido Reynes señaló que mantienen “su confianza en el año” en el que van a tener “bastante ocupación”. En esta línea prevén un nivel de inversión alto con proyectos cerrados y otros que están por confirmarse que sumarían hasta los 2.266 millones de euros.

En cuanto al concepto de inversiones se centran en las extensiones en las regiones en las que operan, donde la mitad está destinada para Brasil y, por otro lado, en nuevas adquisiciones. En cuanto a este campo se focalizan en India, donde tienen previsto desembarcar de una manera “discreta para no poner en riesgo el balance”, además de en Francia y en Italia.

Con respecto a las inversiones en España Reynes expuso que tienen que pensar “en cómo se va a posicionar el gobierno con respecto a las autopistas”. Por tanto, añade que estarán pendientes para “analizar cualquier proyecto que les pueda resultar interesante”