Cerrado el primer mes del año hay que destacar “la flojera del Ibex 35 frente a otros valores incluso con un spread del bono español y el mercado de renta fija con más pendiente tras la intervención del BCE en el mes de diciembre;” reconoce José Lizán, gestor de carteras de Nordkapp.
De nuevo “las incertidumbres en torno a Grecia y Portugal nos ha dejado rezagados con unos índices comprando riesgo, menos el español. Ha habido rotación sectorial y llevamos desde el 5 de diciembre en un movimiento lateral, en 300 puntos, y muy aburrido”. El peligro está, prosigue este experto, en que “los índices están muy sobrecomprados y si hay una reacción la bolsa española no será una excepción”. No entra dinero “por lo que necesitamos más transparencia y ver por dónde va el nuevo gobierno y, sobre todo, la reforma laboral”.

En declaraciones a Radio intereconomia este experto reconoce que “aunque el ritmo de provisiones en el sector financiero se ha acelerado, no hemos visto beneficios netos negativos y este año podría ser el primero”. El gobierno acelerará el ritmo de provisiones para que los bancos sean capaces de cubrir esta entrada en mora y “quizás tengamos un déficit de provisiones que tendrá que salir de algún sitio”.

Respecto a Banco Santander, la entidad “va muy por delante del resto de entidades pero es cierto que creemos que el ritmo de los bancos más domésticos como Popular o Sabadell tienen que acelerar el ritmo de provisiones porque la mora es muy alta todavía”.

Respol, “hoy aparte de los rumores hemos visto a dos brokers ponerse neutrales en el valor. Hay mucho rumor. Es un valor que hizo más del 22% el año pasado y el mercado está haciendo rotación sectorial.