José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, asegura que el último dato de paro conocido en EE.UU. –y que arroja una destrucción de empleo en el país de 533.000 empleos- es una cifra muy preocupante para la economía estadounidense, sobre todo si tenemos en cuenta que “se habla ya de una subida del paro para el año que viene hasta el 7 por ciento”. Este experto cree que ahora mismo hay que fijarse en la deuda y que ésta, ahora mismo, expresa desconfianza porque se encuentra en niveles preocupantes (…). De todos modos, lo más preocupante, a juicio de Sánchez Galán, es que en 2009 “podremos estar observando precios preocupantemente a la baja”.

Tal y como están las cosas, este experto considera que es necesaria una nueva bajada de los tipos de interés en EE.UU el próximo 16 de Diciembre desde el actual 1 por ciento. Sánchez Galán recuerda que “se está especulando incluso con la posibilidad de que los Fondos Federales americanos a corto plazo -30 días- están apostando incluso por un 0 por ciento”. En resumen, EE.UU. debe afrontar una situación con tipos de interés cercanos al 0 por ciento, una deflación importante y una recesión básica” pero, sin embargo, este experto evita comparar este escenario con el que ha vivido Japón en los últimos años porque –a su juicio- hay una diferencia fundamental y es que “en Japón se bajaron los tipos de una manera desmesurada”.

José Ramón Sánchez Galán considera que hay que ser cautos al hablar de depresión en EE.UU. De este modo recuerda que ésta se da cuando “tenemos una desaceleración por encima del 2 por ciento del PIB, con una deflación casi negativa y además unos tipos de interés reales casi negativos”.

Este experto analiza en Estrategias de Inversión el aspecto técnico del Dow Jones, el S&P 500, el Nasdaq Composite, el DJ Wilshire 5000 y el Russel 2000.

 

José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, analiza diversas compañías tanto del sector minorista como del automovilístico en EE.UU. En el primero de los casos, se fija en el gigante de la distribución por excelencia, en Wal-Mart. Una compañía de la que comenta que “es la que vende más barato porque prácticamente tiene el monopolio de los proveedores (…) y no entraría por el momento. De todos modos, por encima de los 56 dólares, cree que “podríamos mantener el valor”, al igual que Kroger por encima de los 27 dólares. Sobre Home Depot, más dedicada al consumo de los domicilios, dice que no entraría hasta la zona de los 25 dólares, mientras que, en el caso de Target, -directa competidora de Wal-Mart, señala que “se encuentra algo más debilitada porque la bajada de los precios se está reflejando en la calidad de sus productos”. Así, cree que “hasta que no supere con holgura los 35 dólares la dejaría de momento de lado”.

Junto a todas estas compañías, cita a Gap, una acción que le interesa porque está formada básicamente por franquicias y porque está compensando su negocio en EE.UU con los ingresos procedentes del exterior. Cree que se puede entrar en el valor por encima de los 14 dólares, al igual que en JC Penney hasta que no supere los 21 dólares. Habla también de otras como Best Buy, los almacenes Macy`s, etc pero, en general, destaca que “todo el sector minorista trata de reestructurarse al alza”.

En el caso de las compañías automovilísticas, pendientes de la posible aprobación de ayudas por parte del gobierno de EE.UU., Sánchez Galán no descarta fusiones porque el sector atraviesa por un momento muy complicado.