Juan Enrique Cadiñanos, director en España de Admiral Markets, apunta que las bolsas europeas ofrecen importantes descuentos por fundametales para tomar posiciones. En España Cadiñanos apunta a la oprtunidad que ofrecen valores como Telefónica, Repsol, Ence, NH Hoteles o Nicolás Correa. 

¿Cómo ve la situación en la renta variable de EEUU después de las correcciones que hemos vivido, el regreso de la volatilidad y el optimismo de Powell?

Se especula mucho con las alternativas y posibilidades que el equipo de Jerome Powell puede implementar en la economía estadounidense y en este sentido se considera una persona bastante defensiva de cara a esas medidas a tomar, lo que perjudicar a la economía de EEUU al menos en el medio plazo. El sesgo del PMI manufacturero se sitúa por encima de los 50 puntos, lo que significa que la expansión económica en EEUU es una realidad, aunque se puede ver ya una posible desaceleración por las últimas actualizaciones de datos que hemos ido conociendo. Para ello se necesita o se espera del equipo de Powell para la toma de medidas, como un impulso fiscal, de consumo interno, porque sigue siendo un baluarte de la economía de EEUU. Hemos tenido volatilidad en las últimas semanas, con un VIX en puntos relevantes, aunque se han apaciguado por los resultados empresariales que hemos ido conociendo tanto en Europa como en EEUU y las últimas referencias macroeconómicas. Sin embargo, la posibilidad de nuevas subidas de tipos siguen ahí en el caso de Estados Unidos podría contraer aún más la economía de Estados Unidos y ser un lastre para el corto como en el medio plazo para la renta variable.

En España muchas empresas están reportando resultados positivos, sin embargo el Ibex sigue débil. ¿Qué cree que le falta al Ibex para salir de este movimiento lateral bajista en el que está instalado?

Creo que lo que le falta es que las siete principales compañías, lo que llamamos ‘blue chips’, den un paso al frente y sigan sentando las bases para lo que se espera del ejercicio 2018, un año que será importante tanto a nivel de acontecimientos generales como a nivel macroeconómico, en el que muchas pautas siguen siendo difíciles para el consumo en Europa como hemos visto en Inditex, o en el caso de Adidas o Dia. Compañías que siguen reflejando debilidad, por lo que le puede lastrar al selectivo. Telefónica con sus últimos resultados ha dado indicios para un crecimiento al menos en el corto plazo, ya que los beneficios presentados, como la quita de deuda y el dividendo son algo positivo, en un valor que estaba negativo en los últimos meses. Esperamos que el sector financiero siga teniendo protagonismo y mientras los siete valores más capitalizados se muestren débiles el selectivo no superará los 10.000 puntos.

¿Qué balance hace de la temporada de resultados en España?

En general buenos, aunque no han sido mejor de lo que se esperaba e incluso en algunos casos han sido peores de lo se que esperaba por el consenso de los analistas. Y esto se extrapola en indecisión e incertidumbre para el inversor de cara a la toma de posiciones, que puede considerar que hay mejores opciones dentro de Europa, en Estados Unidos o en el mercado asiático. Estamos viendo importantes acumulaciones de papel, lo que consideramos como dinero vendedor. La prima de riesgo se sigue manteniendo cercana a los 70 puntos, lo cual es bueno para la emisión de bonos a diez años y creo que la renta fija se mantiene más o menos estable a la espera de ver nuevas decisiones del BCE. En bolsa vemos descuentos importantes en valores españoles como Repsol, tanto en la parte de Ebitda como en el ROE (rentabilidad sobre recursos propios).

¿Cree que estas caídas en el Ibex son una buena oportunidad de ponerse largo o cree que el selectivo va a continuar bajista y sería conveniente ponerse en corto en algunos valores?

Creo que es un buen momento para ir tomando posiciones, los descuentos por comparativas tanto a nivel macro como fundamentales son buenas para España. Vemos alternativas en el caso de Nicolás Correa, Ence EnergiaNH, Repsol, Telefónica y en general las entidades financieras, mientras que en el caso de Inditex tendría dudas. Creo que la renta variable europea se encuentra en un momento óptimo para tomar posiciones.