El sector energético, a vueltas con las turbulencias del petróleo, la disrupción tecnológica y las energías renovables es un claro protagonista de los mercados de inversión, radiografiamos a esta industria, centrándonos en algunos de los grandes nombres españoles de la misma con Miguel Ángel García-Ramos, analista Estrategias de inversión.

Abordemos en primer lugar las perspectivas del sector energético, ¿dónde estamos y hacia dónde vamos?

Nuestras perspectivas en el departamento fundamental de Estrategias de inversión para el mercado en general y en particular para las diferentes empresas del sector energético son bastante positivas. Para el precio del petróleo, las petroleras integradas, estamos muy positivos.

A largo plazo, por otro lado, para las renovables creemos que tienen un gran futuro, visibilidad de resultados y valoramos positivamente el marco regulatorio.

Haciendo un stock picking, teniendo cuidado en que empresas invertimos, hay muy buenas oportunidades de generar altas rentabilidades en el sector energético.

A la hora de invertir en estos valores, ¿qué debe buscar el inversor? ¿De qué tiene que estar pendiente?

El sector energético es ecléctico. Así, para la industria petrolera es fundamental ver las perspectivas del precio del petróleo y del dólar. Para el resto, para las renovables, cada una es muy distinta, hay que ver el marco regulatorio, en qué activos renovables invierte, la visibilidad de cash flow y los múltiplos a los que cotizan.

Vea también: El mercado no encuentra el equilibrio y los soportes clave peligran

Por valores, hablemos de Repsol, ante la montaña rusa en la que está montada el crudo a vueltas con oferta y demanda, ¿cómo ves al valor?

Repsol es uno de nuestros top picks en el sector energético. Estamos muy positivos, a pesar del performance de los últimos meses, ha tenido altas rentabilidades pero pensamos que aún tiene margen de subida.

El precio del crudo entendemos que asuste a muchos inversores, pues durante los últimos meses ha sido bastante volátil. 2016 fue muy bueno para el sector petrolero, pero 2017 está corrigiendo.

No obstante, nuestras perspectivas para el futuro son positivas, pensamos que los precios irán al alza. En los últimos años los inventarios han subido ante el incremento de la producción, sobre todo del shale oil, pero ahora, tras un ajuste de inventarios, los fundamentales de esta materia prima están en equilibrio, ya incluso la demanda supera a la oferta. Además, la OPEP ha ampliado su acuerdo para recortar la oferta.

Además, en 2017 pensamos que el dólar ha tocado techo y ya la tendencia es de depreciación, lo que es positivo para las commodities.

Siguiendo con valores del Ibex, las firmas relacionadas con el gas llevan un buen año con importantes ascensos acumulados, ¿qué nos puedes decir de Gas Natural?

Gas Natural es uno de los valores en los que estamos positivos, porque hay mucha recurrencia en sus cash flows. Además, el principal catalizador para el valor es que pensamos que las estimaciones de los analistas son conservadoras, y también el guidance del managament, por lo que creemos que puede haber sorpresas al alza nivel de resultados.

Vea también: Gas Natural: uno de nuestros top picks en España

¿Y de Enagás?

Es un valor muy interesante para aquellos inversores con mayor aversión al riesgo, que huyan de la volatilidad. Es una empresa cuya principal característica es la visibilidad, la estabilidad de los resultados, los cash flows son muy recurrentes. Y, además, a pesar de ser un valor defensivo, ofrece unas tasas de crecimiento esperado para 2017 del 12% y, además, quiere mejorar el dividendo un 5%, desde una rentabilidad ya elevada. Es muy atractiva para el inversor conservador.

Dando el salto a las renovables, ¿cómo valoras Saeta Yield?

Es un valor desconocido para la comunidad inversora, pero pensamos que es muy interesante y, de hecho, es una de nuestras principales apuestas dentro del sector energético.

Es filial de ACS y de GIP, invierte en activos de renovables, con unos cash flows muy predecibles y elevados. Y, a pesar de ello, la acción no está cara, cotiza a 17,3 veces los beneficios esperados para 2017, respecto al valor en libros del balance a 1,3 veces.

Es decir, los múltiplos no son elevados para una empresa con está visibilidad y unos márgenes altos.

Además, da un dividendo superior al 9%, lo que para el escenario actual de bajos tipos de interés la convierte en una joya de la corona de la Bolsa española.

Vea también: Tres compañías para subirse a la tendencia alcista primaria

¿Qué destacas de Solaria?

También desconocida e interesante, es una small cap, la única solar que cotiza, que se dedica a generar energía proveniente de sus plantas solares fotovoltaicas.  Los fundamentales son muy positivos y la tenemos como recomendación de compra.

Pensamos que está en el inicio de un nuevo periodo de expansión, explotando sus activos de plantas fotovoltaicas.

No cotiza a múltiplos muy elevados, y viene creciendo en beneficios a unas tasas del 20%, que no son fáciles de ver en el mercado.

Vea también: Especial Energía: la transformación del sector está en marcha