La semana pasada hemos observado un movimiento alcista de los precios de los índices a nivel mundial guiados fundamentalmente por dos factores, la alta sobreventa producida durante las caídas de las semanas anteriores de diciembre y finales de noviembre y la pauta estacional de final de diciembre que es una de las más productivas del año.
La unión de estos dos factores y la llegada de los principales índices a zonas de soportes estáticos relevantes provocaron unas interesantes subidas de los precios que se han visto algo perjudicadas por las cotizaciones de los dos últimos días de la semana pasada, ya que el jueves y viernes han sido días muy bajistas en EEUU justo después de la tan añorada subida de tipos.

La realidad es que en Europa estamos y seguimos inmersos en una clara tendencia bajista de medio plazo y los movimientos al alza serán entendidos como un proceso correctivo dentro de la fase impulsiva bajista previa. Esto seguirá siendo así hasta que la serie de máximos y mínimos relevantes de los índices europeos dejen de ser descendentes y pasen a ser ascendentes perforando los precios al alza la media se largo plazo. Eso de momento no ha ocurrido y en el corto plazo no esperamos que ocurra por una serie de razones.

Stoxx 600


La serie de precios del stoxx600 que arriba les muestro, deja muy a las claras lo que antes estábamos comentando acerca de la serie de máximos y mínimos relevantes.

La recta directriz bajista dibujada en color verde en la gráfica nos muestra los máximos relevantes unidos por esta directriz y mientras la serie de precios se mantenga por debajo de esta línea de tendencia bajista no podemos ser optimista en la continuación de un movimiento alcista prolongado en el tiempo.

Por el contrario , nuestro análisis va más dirigido hacia la dirección contraria y pensamos que los índices europeos y más concretamente el stoxx600 se puede dirigir al soporte de los 335-340 puntos como primera zona de control estático y en el caso de ser perforados a la baja podríamos hablar de una segunda zona de soporte en la cota de los 320-325 puntos de stoxx600.

A parte de la cuestión técnica hay otras razones que nos hacen ser poco optimistas con respecto al movimiento al alza de los precios en los primeros meses del 2016. Entre están razones podemos señalar:

Las predicciones del indicador adelantado de los COT de los depósitos de EURUSD en el extranjero. Este indicador adelantado de los flujos de capital nos están avisando desde hace bastante tiempo que el mes de diciembre y enero serán meses difíciles para la renta variable americana y por lo tanto para la renta variable global.

EURUSD


En este gráfico podemos ver la evolución de este indicador en los meses de diciembre y enero de este año que nos sirve como predicción de lo debe ocurrir en los meses de diciembre del 2015 y enero del 2016.

La evolución la pueden ver recogida entre dos líneas discontinuas azules en la parte izquierda de la gráfica y nos muestra un movimiento de los precios muy bajista para estos dos meses.

Otro de los motivos que vamos a esgrimir para defender nuestra teoría de mercados bajista en corto medio plazo es la evolución de la renta variable americana justo después del anuncio de una subida de tipos.

Renta variable europea


En esta gráfica se puede ver los que ocurrió con las bolsas americanas después de la subida de tipos en febrero del 1994 y que ocurrió tras la subida de tipos de finales de junio del 2004.

En ambos casos las bolsa cayeron de manera fuerte y continuada durante los 2 meses siguientes prolongándose algo más las caídas en el año 94 que en el año 2004.

Si ha este motivo le añadimos que este año comienza un año electoral en Estados Unidos y que además es el octavo año de mandato de Obama tenemos como resultado un año bajista para las bolsas ya que el último año de legislatura de un presente saliente genera incertidumbre entre los electores ya que por un lado la oposición ve una oportunidad de entrada en el gobierno y por otro lado el partido que gobierna no saben si el nuevo candidato seguirá teniendo el respaldo de sus electores.

Para finalizar, les mostraremos otro motivo negativo que nos hace pensar en bajista para los próximos fechas y es el mercado de bonos corporativos y la falta de liquidez en el mismo.

Los precios de algunos bonos corporativos de EEUU se han desplomado recientemente, y varios grandes fondos de bonos han tenido que cerrar. Eso podria recordarle a los inversores lo que sucedió en 2007, cuando el desplome del mercado de titulizaciones respaldadas por hipotecas (MBS) llevó luego de manera indirecta al gran derrumbe económico y bursátil de 2008.

Como puede verse a continuación, mientras que últimamente los bonos "grado inversión" se han mantenido bastante estables, el mercado de bonos "alta rentabilidad" viene desplomándose desde el pasado mes de mayo. La caída se ha acelerado recientemente.
 
El hecho de que dos fondos de bonos "alta rentabilidad" se hayan visto obligados a congelar los reembolsos y que otro fondo más haya iniciado una liquidación voluntaria les recuerda a los inversores a los dos fondos de MBS "subprime" que congelaron sus reembolsos en 2007. Los inversores no se preocuparon mucho en aquel momento, pero más adelante la podredumbre se extendió a los mercados financieros en general y ya conocemos cómo acabó aquella historia. No queremos decir pueda ocurrir algo igual ni mucho menos pero la incertidumbre es lo que se cotiza no los hechos finales.

El dinero por lo tanto está saliendo despavorido de este tipo de productos y eso puede provocar un efecto contagio en otro tipo de activos de riesgo medio que hagan que la liquidez se seque en este mercado de bonos.