Pisa el acelerador la temporada de presentación de resultados, especialmente en España, con todos los grandes confesándose ante el mercado esta semana, tomamos el pulso al mercado con Álvaro Blasco, director de ATLcapital.

Banco Santander, Banco Sabadell y CaixaBank cerrarán el viernes las publicaciones de la banca, ¿qué destacarías en positivo y/o negativo de cada uno de ellos? ¿Despunta alguno sobre los demás?

Tenemos buenas esperanzas con Banco Santander, son cifras esperadas, donde aún no vemos incidencia de Popular, pero sí esperamos ver qué guidance dan para los próximos trimestre. En principio, la actividad económica en las zonas en las que está presente ha estado fuerte en el periodo. Prevemos un descenso, aunque sea pequeña, de la morosidad. Por tanto, esperamos buenos resultados y que tengan una acogida bastante satisfactoria por el mercado.

Banco Sabadell y CaixaBank también tendrán buenos resultados. Estas entidades están más expuestas a la actividad económica en España, y creemos que ha sido positiva. Tendremos que ver, sobre todo, qué crecimiento ha habido en la cartera de crédito.

Yo creo que el sector financiero hay que seguirlo muy de cerca, estamos en un momento en el que esperamos que en octubre el mensaje del Banco Central Europeo (BCE) comience a cambiar y empecemos a hablar de posibles subidas de tipos en 2018, o cómo arranca el tapering, la reducción de compra de activos… Eso son signos que pueden dar volatilidad al mercado, pero serán muy positivos para las entidades financieras.

Más allá del sector financiero y del Ibex, ¿qué oportunidades nos ofrece el Mercado Continuo?

El Continuo está un poco olvidado por los inversores, pero hay compañías muy interesantes en él. Por ejemplo,  Cie Automotive, incluso Dominion, que es una de sus participadas, y donde vemos mucho valor y buen crecimiento y resultados.

Temas más arriesgados, OHL nos parece interesante, porque ha tenido muchas dificultades, aún no ha salido de ellas, pero en los últimos trimestres, con el cambio de gestión que ha habido, se han hecho muchos esfuerzos, hay un calendario que se está cumpliendo de reducción de deuda, y sigue creciendo su actividad. Puede ser una buena opción.

Yo me atrevería incluso a hablar de una compañía como Almirall, con el fuerte castigo que ha tenido por esa actividad en Estados Unidos que le ha llevado a rebajar sus previsiones y cifras, es una oportunidad a tener en cuenta en el medio o largo plazo.

Vea también: MásMóvil: inicio de cobertura, espectacular comportamiento

Y si salimos de España, de hecho, de Europa, ¿qué sectores llaman tu atención en Estados Unidos?

Hay que tener prudencia en Estados Unidos, porque está en máximos y está sostenido básicamente por el crecimiento fuerte de las empresas que están publicando resultados: algo más del 70% de sorpresas positivas en beneficio y del 77% en ventas. Eso nos lleva a pensar que estas cifras van a seguir siendo buenas y a tirar del mercado.

Ahora bien, hay dudas. Esperamos que la Reserva Federal (Fed) continúe con la normalización de su política, veremos otra subida de tipos y cómo va a reducir su balance.

Es un mercado atractivo, donde tenemos un riesgo adicional que es la divisa, factor adicional de volatilidad. Pero vamos, creemos que hay que estar en Bolsa americana, aunque en cartera hemos reducido exposición, pero para nada la hemos abandonado. Y es que, hay sectores muy importantes en Estados Unidos y que son difíciles de encontrar en otros mercados.

Máximos en Wall Street, consolidación ‘contenida’ en Europa, ¿qué vientos a favor y en contra soplan en la renta variable?

Somos positivos con el mercado, más con Europa que con Estados Unidos. Pues la primera está cercana a un crecimiento del 2%, por encima de la media; mientras que la segunda, al mismo porcentaje, está por debajo del 3% que es su crecimiento habitual.

En principio, con una actividad económica fuerte, con unas expectativas buenas para el próximo trimestre, y buenos resultados empresariales, creemos que el mercado ofrece una cara positiva de cara a los próximos trimestres.

Sustos tendremos, es imposible estar en Bolsa y no tenerlos. Y seguramente, de las cosas que nos preocupan ahora mismo ninguna sea el detonante de caídas mayores, serán otras cuestiones que ahora no están en bocas de analistas, inversores, etc.

Vea también: Euskaltel: actualización del análisis

¿Qué papel juega la fortaleza del euro en todo esto?

Estamos en momentos económicos de ciclo muy diferentes, nosotros pensamos que la fortaleza del euro ha sido algo exagerada. Con todo, está justificada en un buen crecimiento y que no está tan lejana la retirada de los estímulos por parte del BCE.

Por otro lado, al dólar, lo principal que le ha ocurrido es que ese ‘efecto Trump’, pues sus medidas siguen siendo aún un proyecto (salud, fiscal, infraestructuras…), se ha desinflado… pero debería mostrar más fortaleza, aunque quizá tengamos volatilidad aun unos meses. Nosotros somos más proclives a pensar que la tendencia del euro/dólar va a ser más 1,10 que 1,20.