Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, analiza la actualidad de los mercados bursátiles internacionales.

Teniendo en cuenta el rally de los blue chips y algunos bancos, ¿cree que ya hemos visto el techo del Ibex 35 este ejercicio en los 10.539 puntos?

No hemos visto el techo del Ibex este año, sigue teniendo un potencial claro. El Ibex es el índice más fuerte de occidente. Tenemos subidas del 12% este año, del 17% desde la victoria de Trump y del 40% desde los mínimos del Brexit. En cambio, otros índices europeos y de Wall Street suben en torno a un 5%. Creo que el Ibex 35 es el gran ganador de este año. Estamos ante un cambio estructural que irá de la mano de los blue chips, sobre todo Santander, BBVA, Telefónica y Repsol. Además, los bancos están subiendo tras ser muy castigados en los últimos años.

Desde mediados de febrero el Ibex le ha recortado al DAX más de 800 puntos y es el único índice europeo que está más cerca de sus máximos. La corrección de 300 puntos reciente nos ha sacado de la sobrecompra y este pánico que ha habido a las elecciones francesas, Corea del Norte, Siria, Reino Unido… ha desaparecido y la fuerza es muy importante. Además, si Macron pasa a la segunda ronda de las elecciones francesas, puede haber un nuevo tramo al alza del Ibex 35 al eliminar el foco de incertidumbre política.

Entonces, ¿no debemos hacer caso al “sell in May”?

En el caso del Ibex 35, veo que en las caídas, cae menos. A estos niveles es complicado comprar. Es posible que en Wall Street y otros índices los próximos meses no sean tan buenos, pero si hay una corrección, el Ibex 35 me parece una de las mejores opciones y no creo que haya una corrección significativa.

Este domingo se celebrará la primera vuelta de las elecciones francesas. ¿Cómo debemos posicionarnos como inversores de cara al posible resultado de este domingo y a la espera de la segunda vuelta el 7 de mayo?

Cabe esperar que las elecciones francesas apoyen al mercado. Hay posibilidades casi nulas de que pasen a segunda vuelta Le Pen y Mélenchon, pues si pasara esto sería una pesadilla y tendríamos correcciones muy fuertes en las próximas semanas, pero  creo que lo más factible es que pasen Le Pen y Macron y que, finalmente, Macron gane holgadamente.

Si gana Macron, a corto plazo se podría recuperar algo de potencial y la renta variable francesa podría ser una buena apuesta en las próximas semanas. Además, hay un claro cambio de flujos inversores que ahora buscan Europa, pues consideran que Wall Street está caro.

¿Pero realmente confía en que Europa suba si Wall Street cae?

Ese escenario ha funcionado bien desde 2015. En los cuatro procesos correctivos desde 2015 en los que Wall Street se ha dejado un 9% de media, las bolsas europeas sea han dejado 15%. Pero este paradigma está cambiando y ahora Europa tiene mucha más fuerza que Wall Street por el cambio de los flujos internacionales. Ya lo estamos viendo, pues desde marzo está parada, lo que retrae algo de potencial a las bolsas europeas, pero ya no estamos viendo ese escenario en el que cuando caída Wall Street algo, Europa descendía mucho más.