Después de tres año en España y desde 2008 funcionado, DeGiro sigue creciendo. Vamos a  ver cuáles son sus objetivos con Álvaro Vidal, responsable de la compañía en España.

¿Cuál es la valoración que hacen de estos tres años que llevan en el mercado español?

Muy positiva pues aunque los primeros meses había cierto excepticismo sobre las comisiones. A medida que han venido los clientes, han probado la plataforma y han visto que tienen el mismo servicio a un precio más bajo, no sólo que se hayan quedado sino que nos recomiendan. Tenemos una alta tasa de nuevos clientes que vienen recomendados por otros clientes. Estos da una imagen de cuán positiva está siendo nuestra experiencia en España.

Ustedes entraron en el mercado español con el mensaje de “comisiones bajas” pero la eclosión de brokers no ha parado desde entonces, ¿Cuál es su valoración?

El mercado está para que vengan nuevos broker, cada vez hay una mayor entrada de capitales. Hay nuevos brokers en el mercado, los antiguos bajan comisiones y se lanzan nuevas promociones. La bajada de comisiones es algo muy positivo porque el último beneficiado es el inversor final. Darle competitividad al sector al final beneficiada al inversor particular. Si bien es cierto que en muchas ocasiones, la apertura de cuentas va asociada a darle cierto dinero en efectivo. Nosotros no tenemos es punto de vista porque normalmente cuando se da etse dinero se obliga a realizar un determinado número de operaciones. Nuestra filosofía consiste en dar precios bajos y no presionar al inversor puesto que en muchas ocasiones si le presionas perderá y eso no es positivo para nadie.

La falta de presión de los inversores se ha notado en el incremento que han experimentado tanto en transacciones como en ingresos. ¿Qué previsiones tienen en este sentido?

Seguir creciendo pero en la línea que estábamos hablando. Si ofreces el mismo servicio a un precio menor, cuando la gente se acostumbra a pagar menos por un servicio, es complicado volver a pagar más.

¿Tienen pensado abrir nuevos servicios?

Sí, en Holanda hemos lanzado un producto de pensiones en Holanda pero estamos potenciando mucho la parte de gestores patrimoniales intentando traer más gestores independientes que se los ofrecemos a los clientes al menor coste posible.

El crecimiento no sólo vendrá por un incremento de servicios sino por un crecimiento geográfico, ¿tienen pensado abrirse a nuevos mercados?

Sí, Europa la tenemos casi cubierta. Hace poco lanzamos la plataforma en Suiza y ahora nuestro objetivo está puesto en Asia, donde hay mucho potencial y en próximos meses/años esperamos realizar operaciones allí.

Ahora que estamos casi en un período de complacencia, con todos los bancos centrales inundando de liquidez a los mismos, ¿han notado un incremento de inversores?

Sí, al final cuando hay movimientos en los mercados, lo brokers enseguida lo han notado. Este verano ha sido algo más flojo pero en el conjunto del año han sido buenos.  Aunque a veces nuestros datos están muy viciados porque tenemos mercados en los que la comisión es tan competitiva que la gente acude a nosotros para comprar activos.

¿Cuáles son las mayores posiciones del inversor español?

El invesror español es, en comparación con otros países como Holanda, es de perfil conservador por el número de operaciones cortas (pequeño) y con poco apalancamiento. No realizan muchas operaciones de este tipo y centran sus operaciones en bolsa de Madrid y, dentro de ésta, en el Ibex35. Dentro de los blue chips del mercado español siempre son los valores más negociados.

La importancia de la seguridad, ¿quién garantiza las cantidades aportadas por el inversor?

DeGiro está suscrito al fondo de garantía holandés, 20.000 euros por titular, pero siempre damos un paso más y tenemos una estructura por la que la cantidad de custodia está separada de DeGiro. Con lo que si ocurriera algo, todos los activos se mantendrían en esta entidad que no es accesible a los acreedores de DeGiro.