El experto repasa la evolución de los mercados de renta fija en los últimos meses y nos plantea cuáles son las principales oportunidades que ve para los inversores de bonos en estas circunstancias.

Lo primero es preguntarle sobre los mercados en general, porque nos estamos fijando en diferentes factores como las políticas de Donald Trump y las tensiones geopolíticas que estamos viviendo ¿cuál es su visión global sobre los mercados y principalmente sobre el mercado de la renta fija en este entorno?

Es cierto que en este momento los mercados globales se han visto muy afectados por las tensiones globales, por ejemplo, el índice de incertidumbre de la política está en este momento al nivel más alto jamás alcanzado.

Pero nosotros pensamos que al final el ciclo comercial es más importante, lo que significa que, ahora mismo, por primera vez en siete años, hemos observado fantásticos datos económicos en todo el mundo y esto es algo nuevo.

Y por eso estamos ante un entorno muy bueno para los activos que ya no presentan riesgos hasta finales del verano de este año, lo que significa que, para la renta fija, los bonos en cobre de alto rendimiento deberían funcionar bastante bien.

Por otra parte, podría haber problemas con los valores refugio, pero más adelante podría haber un ligero cambio en el último trimestre del año. 

¿Cómo puede afectar la normalización de las políticas monetarias en EE. UU. al entorno de la renta fija en el entorno global?

La normalización de las políticas monetarias global afectó mucho al mercado.

Quiero decir que varias cosas han inyectado dinero fresco en los mercados en los últimos años, de modo que hemos tenido un montón de distorsiones en todo el mundo.

Hemos observado rendimientos que no deberían estar donde están.

Pero si echamos un vistazo al ciclo comercial que vemos a principios de 2018, este debería normalizarse.

De modo que la FED, debería empezar a subir realmente los tipos de interés, el ECP debería detener su programa de compra y esto debería llevarnos a un mundo mejor porque los mercados actuarían más como solían hacer y no estarían solo bajo el control de los políticos.

Y siguiendo en el entorno de la renta fija, muchos expertos dicen que estamos en algo llamado una burbuja dentro de la renta fija, ¿está de acuerdo usted con esta apreciación?

Muy buena pregunta, Héctor. Creo que tenemos algo así como una burbuja en el mercado de la renta fija, debido a los Bancos centrales.

Por eso vemos en los países europeos periféricos rendimientos de grados negativos incluso para algunas corporaciones que no deberían estar ahí.

No obstante, creemos que a principios del próximo año, esto debería normalizarse y podríamos volver a nuestro mercado normal en el mundo normal.

La pregunta es si esta transición será suave porque en el pasado sus elevados cupones en renta fija solían protegerles, ahora mismo no lo hacen, de modo que pensamos que deberíamos ver una volatilidad muy alta en el futuro.

Ustedes tienen un fondo que invierte a través de bonos de inversión de alta calidad. ¿Por qué prefieren este tipo de bonos para invertir en este escenario?

En primer lugar, todo nuestro fondo es realmente más bien una asignación de activos de modo que es verdad que invertimos en bonos de alta calidad, sin embargo, por otra parte, también se invierte hasta un 60 % en renta variable. Creemos que esta combinación es realmente lo que se necesita, porque si la renta variable se comporta bien, participaremos de ese 60 % en el que hemos invertido; si observa cierto grado de presión o tensiones, lo que se necesitan son bonos de alta calidad para protegerse frente a estos riesgos, así que creemos que es verdaderamente una buena combinación que engloba situaciones del mercado muy diferentes.

¿Cuál es la filosofía de inversión que tienen ustedes?

Nuestra inversión está orientada de arriba hacia abajo, lo que significa que observamos el ciclo comercial, intentamos imaginar dónde nos encontramos en el ciclo comercial y basándonos en ello, realizamos nuestra asignación de activos, de modo que si el ciclo comercial está fuerte, como parece estar ahora, invertiremos en activos de riesgo, es decir en renta variable, bonos de alto rendimiento, bonos corporativos, y si observamos un empeoramiento, nos pasamos a los bonos de alta calidad, una mayor duración y bonos del Estado.

¿Qué tipo de riesgos podríamos tener si decidimos invertir a través de este fondo en particular?

Bien, nuestro enfoque es la diversificación, así que intentamos evitar buena parte de estos riesgos lo que significa que, por ejemplo nuestra cartera de renta fija en el fondo es un mercado muy amplio.

No obstante, hay riesgos, pero creemos que la combinación de bonos de alta calidad en renta variable ya ha cubierto un montón de los riesgos, pero como los cupones están muy bajos en el mundo de la renta fija, creemos que la volatilidad va a ser mayor, de modo que todo el mundo tendrá que enfrentarse a mayores retrocesos, mayor volatilidad.

Esto es algo sobre lo que nosotros sencillamente no podemos mentir, pero lo único que se puede hacer es intentar diversificar tanto como sea posible y eso es lo que hacemos.

Y le voy a hacer una ultima pregunta, ¿Tienen ustedes algún objetivo de rentabilidad?

Sí, para nuestro Bantleon Opportunities World intentamos conseguir un 4,5 %, pero en un plazo de 36 meses.

Así que quizá no alcancemos ese objetivo cada año, pero estamos convencidos de que si lo observamos a lo largo de 36 meses tendremos de media ese tipo de retorno.