El multimillonario ha elevado este año la cuantía de su contribución anual a proyectos filantrópicos. En concreto, este año ha desembolsado 2.800 millones de dólares.
La parte más alta se la ha llevado la fundación de Bill Gates y su mujer, Melinda, que se dedica a proyectos para erradicar la pobreza, el hambre y la educación. En concreto, les ha entregado un paquete de 16,6 millones de acciones de Berkshire valorado en unos 2.100 millones de dólares. Una cantidad más elevada que hace un año, cuando la donación ascendió a 2.000 millones de dólares.

El resto del dinero irá a partes iguales a las fundaciones de sus tres hijos, a las que donará 1,2 millones de acciones a cada uno. El resto, 1,7 millones de dólares, a su propia fundación, que lleva el nombre de su esposa –ya fallecida- Susan Thompson Buffett.

La revista Forbes ha considera que Warren Buffett es el tercer hombre más rico del mundo. Junto con Bill Gates, han creado la campaña “The Giving Pledge” –compromiso de dar- con el objetivo de convencer a las grandes fortunas del mundo a donar la mayor parte de su dinero.

La propia web de la organización muestra que más de 120 fortunas ya se han adherido a este llamamiento. Entre otros, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg o el dueño de la Virgin, Richard Branson.

Las acciones B de Berkshire suben algo más de un 9% en lo que va de año. En los últimos cinco años, los títulos del holding cotizado de Warren Buffett han conseguido más que duplicar su valor.

Si quiere recibir alertas cuando las acciones de Berkshire Hathaway cambien de ciclo, pinche aquí.