La FED ha hecho lo que se esperaba que hiciera; ha puesto el fin al tapering y con él, a un programa de expansión monetaria que dura ya más de seis años y Wall Street ha cerrado con descensos.

Sin embargo la sangre no ha llegado al río y los números rojos del final de la sesión han sido inferiores a los que se han visto en las pantallas nada más conocerse la decisión de acabar con los estímulos monetarios.

El QE3 tiene los días contados, exactamente hasta que acabe este mes y las bolsas ahora tendrán que navegar sin el rumbo, ni el combustible de la FED, o no tanto. Ahora invertirá una gran parte del dinero que consigue con los activos que tiene en su balance de 4 trillones de dólares para seguir comprando MBS y sustituir los bonos del tesoro que vayan venciendo. Es decir, seguirá echando una mano a los mercados, aunque las cantidades y la duración de este sistema se irán marcando mes a mes. Sin embargo, algo es algo.

“El hecho es que a pesar de que en el titular se pueda leer que finalice el QE, no han rebajado el tamaño de su balance y han dicho que el dinero seguirá fluyendo”, ha dicho Robert Pavlik, de Banyan Partners a Reuters en una entrevista.

De esta manera, el S&P 500 cierra con un descenso del 0,14%, el Dow Jones se deja un 0,18%, mientras que el Nasdaq pierde un 0,33%  

Por otro lado, la FED ya ha comunicado que por el momento el actual rango de tipos de interés cercanos a cero le sigue pareciendo conveniente y ha mantenido la expresión “considerable time”, para referirse al tiempo en el que durará esta situación. Extraoficialmente muchos expertos creen que la Reserva Federal habla de unos seis meses después del fin del QE.

Sin embargo los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto ha dicho que si la situación mejora, la subida será más temprana de lo previsto y viceversa.

Hoy el ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha avisado de que el caos podría reinar en los mercados después de la autoridad monetaria retire sus políticas monetarias expansivas.

Si la bolsa sigue así los próximos días, el S&P 500 se enfrentará a su primera caída mensual desde junio, aunque ha recuperado casi un 6,5% desde los mínimos del último selloff.

“El mercado ha recuperado parte de lo perdido gracias a la buena evolución de la temporada de resultados. El miedo está en Europa, China y Latinoamérica”, ha dicho Paul Karos, de Whitebox Mutual Funds a Reuters.

Desde un punto de vista empresarial, Facebookha caído un 6% tras prever que la tasa de crecimiento de las ventas será la más baja desde el primer trimestre de 2013, a pesar de que los resultados batieron las expectativas.

Gilead cae también alrededor de un 3%, tras publicar unos beneficios inferiores a los que había estimado el consenso.

Por último U.S. Steel ha subido casi un 6% tras unos beneficios mejores de los que había previsto el consenso.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años está en 2,3230% -tras un repunte después de conocerse la decisión de la FED-. También ha resultado afectado el dólar, así el EURUSD se cambia en 1,2638dólares. Mientras que el brent está en 87,19 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.209 dólares, VIX está en 14,58

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí