Los budistas dirían que se trata de karma, pero lo cierto es que después de que el fabricante de coches eléctricos decidiera ayer anunciar que libera sus patentes, los analistas de RW Baird han decidido elegir a Tesla como su acción favorita para la segunda parte de este año. 
En la firma le dan una recomendación de sobreponderar y un precio objetivo de 275 dólares por acción. A este nivel la acción tendría aún un potencial de revalorización superior al 30%. El nivel, además, está por encima de los máximos históricos que tocó Tesla el pasado mes de marzo.

Los expertos afirman que la decisión es positiva para la firma ya que creen que podría aumentar el mercado lo que, además, podría acelerar la construcción de una red de “gasolineras de electricidad” por todo Estados Unidos. Al parecer en las últimas semanas los directivos de Tesla se habrían reunido con BMW para impulsar este proyecto. En la actualidad, según afirma la propia compañía, sólo un 1% de la flota estadounidense es eléctrica.

“El liderazgo en tecnología no se define por las patentes, cuya historia ha mostrado que defienden poco contra un competidor determinado. Si lo hace la habilidad de una compañía para atraer a los ingenieros más validos. Creemos que la aplicación de una filosofía más abierta con respecto a nuestras patentes fortalecerá - y no al contrario- a Tesla”, ha afirmado la compañía en una entrada en su blog. (Acceder al Blog de Tesla)  En la actualidad, el fabricante de coches eléctricos ha registrado más de 200 patentes.

Pero quizá no sea tan sólo altruismo. Son muchos los expertos los que piensan que se trata de una buena idea. Que la liberación de las patentes ampliará el número de empresas que se lancen a producir coches eléctricos. Y esto, al contrario de lo que puede parecer en un principio, sería positivo para la compañía.

Hoy “The New York Times” hacía un paralelismo entre Tesla y esta decisión y la que adoptó hace años Google al facilitar el uso del sistema operativo Android. En aquel momento el objetivo de la empresa era el expandir el uso de los teléfonos inteligentes. Y lo consiguió.

Más aún cuando la empresa aún tiene previsto construir la “gigafactoría” de baterías de litio. Por cierto, que la ubicación de la fábrica podría conocerse a finales de este año.

Si quiere recibir alertas cuando Google cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.