Ha sido uno de los sectores que más alegrías dieron a los inversores durante la subida de las bolsas el año pasado. 
Sus altas valoraciones y la pérdida de momentum han convertido al sector de la biotecnología en uno de los más azotados por el actual sell-off de las bolsas en las últimas semanas.

No es de extrañar, si se tiene en cuenta que los inversores están deshaciéndose de sus posiciones en algunos de los sectores más caros. Y, según los datos de Facset, el de biotecnología no es de los baratos. Así, el iShares Nasdaq Biotecnology cotiza casi en 190 veces.

Hoy los analistas de Renta 4 afirman que el sector a corto plazo “encuentra sobreventa en los indicadores, así como cercanía a un nivel de soporte en 2250 puntos”. Además, los analistas señalan que “a pesar de los fuertes rebotes que el sector pueda experimentar por lo expuesto, su situación en escalas lentas (mensuales) sugieren ulterior consolidación”, explican en la firma.

Por eso en Renta 4 explican que su recomendación para los inversores en estas circunstancias es la de vender en rebotes (a corto y medio plazo) y mantener en el medio y largo plazo.

Entre las empresas que hay que vigilar se encuentran Gilead Sciences, Amgen y Celgene. Todas ellas han sufrido fuertes caídas en los últimos días.

También habrá que estar muy pendientes de la evolución de los flujos de fondos, ya que el sector de biotecnología es uno de los que más dinero ha recibido desde principios de año, con lo que no es descartable –apuntan los expertos- que sea uno de los que más dinero vean salir en las próximas semanas. (Ver: Las biotecnológicas se hunden)

Conoce cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pincha Aquí

sector biotecnología