Los estudiosos del mundo clásico hablan de decenas de Oráculos durante la Edad Clásica. Aparecieron en muchas zonas del planeta, desde Grecia a África y fueron claves en la evolución de la cultura clásica. Sin embargo los eruditos olvidan uno, el de Omaha.
El más famoso de todos, sin duda, ha sido el de la localidad griega de Delfos. Situado en la falda del mítico Monte Parnaso fue el santuario del dios Apolo y mientras estuvo operativo lo gestionaban las pitonisas.

Sin embargo, en pocos libros de historia se hace referencia al oráculo más famoso de la edad contemporánea, el de la localidad estadounidense de Omaha, en Nebraska en el que destacan las predicciones financieras de Warren Buffett. Se trata del inversor más carismático y más venerado en los últimos cincuenta años. (¿Se ha mantenido firme Warren Buffett desde que tenía 21 años?)

Cotización de Berkshire-B 5 años

Berkshire en bolsa




En este casi medio siglo en el que ha dirigido los pasos de Berkshire Hathaway, el vehículo de inversión a través del cual controla algunas empresas y participa en otras, ha conseguido que sus inversores multipliquen sus ahorros por casi un 700%. Si esa cifra se anualiza, correspondería a un aumento de sus ganancias de algo más de un 19%, mientras que en ese mismo periodo el S&P 500 ha conseguido revalorizaciones medias de algo más de un 9%.

Por eso el mundo financiero lo llama el Oráculo, porque sus predicciones lo han hecho inmensamente rico. Y a los que invierten con él también. Y eso a pesar de que en los años en los que las bolsas suben mucho, Berkshire sube menos. Eso es lo que pasó el año pasado y el anterior.

Warren Buffett, que dirige Berkshire Hathaway desde hace ya 49 años, ha conseguido batir al S&P 500 en 39 ejercicios. El mítico inversor cumplirá 84 años el próximo 30 de agosto y desde hace años el mercado intenta averiguar quién será la persona que ocupe su puesto. Es lógico, su edad y el cáncer de próstata que se le diagnosticó hace ahora algo más de dos años han provocado un aluvión de apuestas para desvelar quien será su sustituto. (Ver: ¿Ha perdido Buffett su bola de cristal?)

Hace unos meses, unos periodistas preguntaban al propio Warren Buffett sobre el tema y él mismo intentaba tranquilizar los ánimos al decir que la persona que coja las riendas de Berkshire Hathaway lo hará igual de bien que él mismo. (Ver: ¿Qué pasaría si Warren Buffett muriera mañana?)

“La mayoría de los directores, de hecho, se telefonearán probablemente para seleccionar un nuevo CEO y ese CEO sería muy bueno. Además, mucho más respetado de lo que soy yo”, afirmaba Warren Buffet.

Hay algo que ya sabemos, no será su hijo Howard G. Buffett, “Howie”. Todo el mundo sabe ya que el primogénito del inversor será el presidente no ejecutivo de la empresa.

Y sabemos también que el propio Warren Buffett ha dicho en alguna ocasión que será alguien de dentro. El director de algunas de las empresas de Berkshire. Por el momento también se ha dejado entrever que es un hombre, aunque en la última entrevista que se le hizo al inversor y que se le preguntó sobre el tema afirmó que este punto podría cambiar en un momento dado.

Justo en ese instante todas las miradas se dirigieron a la CEO de General Motors, Mary Barra, una compañía que en la actualidad Berkshire participa en un 40% y que el propio Buffett ha alabado en más de una ocasión.
También se sabe que al contrario de lo que sucede ahora, probablemente se divida el puesto de gestores de la cartera de Berkshire y el puesto de CEO que se encargaría de las adquisiciones.

Hay que destacar que en las últimas cartas a los inversores el propio Buffett afirmaba que confiaba en sus dos directores de inversores Tood Combs y Ted Weschler que, además, han logrado batir al S&P en los últimos ejercicios, es decir, lo han hecho mejor que el propio CEO de Berkshire. 

Por el momento todas las miradas se centran en cuatro candidatos:

1- Ajit Jain, el CEO del negocio de reaseguros de Berkshire Hathaway y que ocupa este puesto desde 1986. Jain nació en la India, es ingeniero de telecomunicaciones y antes de llegar a Berkshire también trabajó en IBM. Hay quien asegura que este candidato tiene un talante muy parecido al de Buffett, que le ha hecho ganar mucho dinero. Las malas lenguas apuntan que la relación con el Oráculo de Omaha es más que estrecha y que hablan todos los días.

2- Tom Nicely. Es el CEO de la aseguradora de vehículos de Berkshire, la segunda mayor de Estados Unidos, GEICO. Warren Buffett entró en la compañía en 1951 comprando parte de su capital. Nicely llegó a la presidencia de la compañía en 1993, consiguiendo un gran crecimiento del negocio lo que hizo que en 1996 Buffett decidiera comprar el resto del capital que no tenía de la empresa.

3- Matt Rose
. Es el CEO del gestor de ferrocarril Burlington Nothern Santa Fe. Este es uno de los nombres que más peso coge conforme va pasando el tiempo y que ha sido señalado por más de un medio de comunicación como el seguro candidato. Rose es, además, uno de los posibles sustitutos de Buffett más joven, ya que apenas tiene 53 años, frente a los demás, que rondan los 60 años.

4- Greg Abel, CEO de MidAmerican Energy, una de las últimas y mayores adquisiciones protagonizadas por Berkshire Hathaway y Buffett lo tiene en tal alta estima que ha sido nombrado, incluso, miembro del consejo de Heinz, la compañía que adquirió en 2013.

La cuestión ahora es quién será el candidato condenado a vivir a la sombra de un Oráculo que lo ha sido todo en el mundo de las finanzas. Por cierto, que el próximo mes de abril la firma celebrará su 50 Junta de Accionistas en Omaha. ¿Aprovechará Buffett para hacer su anuncio? Sólo el Oráculo lo sabe.

Si quieres recibir una alerta cuando Berkshire Hathaway cambie de ciclo bursátil, pinche aquí