Desde el pasado 18 de julio el Ibex 35 cotiza con un valor menos, tras la exclusión de FCC. Esta tarde el Comité Asesor Técnico decidirá qué compañía sube a primera división para recuperar la normalidad en el selectivo. En la quiniela de candidatos figuran la propia FCC junto a otros valores de sectores sin representación sectorial actualmente en el índice.
 
Este miércoles el Comité Asesor Técnico (CAT) se reúne de forma extraordinaria para elegir a la compañía que completará el Ibex 35, luego que hace semana y media decidiera dejar fuera de juego a FCC a la espera del resultado de la OPA. Hoy el Comité puede deshacer su decisión y devolver a la constructora a la primera división o, por el contrario, ascender a otros valores que cuentan con papeletas para ocupar el puesto. En este sentido, las acciones que están en el limbo son Meliá, Ebro Foods y BME.
 
Recordemos que los criterios de criba del CAT para decidir la conformación del Ibex 35 son:
- Factores de liquidez como el volumen contratado en el mercado o la calidad de dicho volumen.
- Que el selectivo presente una estabilidad significativa así como una réplica del mismo que sea eficiente.
- Que la capitalización media computable en el índice sea superior al 0,3% de la del Ibex en el periodo de control.

 
 Fuente: Renta 4

Veamos qué más ofrecen las candidatas: 
 
FCC
La constructora fue excluida el pasado día 18 debido a la reducción de la liquidez tras la oferta de OPA lanzada por Carlos Slim y que ha terminado con un 61,11% de la compañía en manos del magnate mexicano, reduciendo drásticamente su free float. Este hecho le resta puntos para re-ocupar su asiento en el índice porque la hace más dúctil a los designios de su principal accionista.
 
 Además, el selectivo está experimentando una limpieza encubierta de constructoras, pues a principios de junio los dos valores que fueron expulsados de sus filas, Sacyr y OHL, formaban parte del sector. Así pues, si también se quedara fuera FCC, las constructoras sólo tendrían representación mediante ACS y Ferrovial.
 
Técnicamente FCC se ha caracterizado por ser una de las acciones más volátiles del Ibex 35. Este año cotiza plana, debido a que la oferta de OPA a 7,6 euros lanzada por Slim ha congelado el precio, aunque en las últimas sesiones ha tenido un desempeño bajista hasta perforar incluso los 7 euros en el intradía, lo que podría llevarla a 6,50 euros.
 
fcc



MELIÁ HOTELS
Con una capitalización de 2.362 millones de euros Meliá Hotels cuenta con atributos para volver al Ibex 35 trece años después de ser relegada de él. Además, en los últimos tres meses ha movido un considerable volumen de dinero en bolsa, 382 millones de euros.
 
Su volatilidad ha subido en los últimos tiempos debido a la incertidumbre geopolítica y se sitúa en el 38,44%. Pero Meliá atrae a los expertos porque pertenece a un sector sin representación actualmente en el principal índice bursátil de nuestro país y porque el consenso de mercado le otorga un potencial de subida del 33% y hasta un 94% de los brokers seguidores del valor recomiendan comprarlo, según datos de FactSet.
 

Técnicamente Meliá Hotels se encuentra en tendencia alcista de largo plazo desde que en 2009 arrancara un canal que ha proyectado su precio. De hecho, el día que más cayó en hace años, el 24 de junio a causa del Brexit, el precio mantuvo la base del canal. Ahora, a corto plazo Meliá ataca la resistencia de los 10,50 euros, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 50%. De superar este precio podría dar al traste con la directriz bajista que le ha penalizado desde octubre del año pasado, y poder seguir escalando hasta los 11 euros. En cambio, si no puede con los 10,50 euros, podría descender hasta los 9,50 euros.
 


 
EBRO FOODS
Si el CAT se decantara por la compañía de alimentación, Ebro Foods regresaría al Ibex 35 justo cuando se cumplían dos años fuera de él.  Lo haría con la cabeza alta, pues sería el único valor del selectivo en subida libre, con una capitalización de 3.258 millones, superando en tamaño a los cinco más pequeños del Ibex. Además, con un volumen negociado en el trimestre de 270 millones de euros.
 
La entrada de Ebro Foods  en el Ibex 35 daría representación al sector de alimentación y también estabilidad al índice, pues apenas tiene una volatilidad anualizada del 18%, según datos de Bolsa de Madrid. Sin embargo, los expertos no aprecian potencial de subida en el valor a un año vista, fijando el precio objetivo en 19,53 euros, un 6% por debajo de la cotización actual.
 

Técnicamente Ebro Foods está en situación de “subida libre”, por lo que son impredecibles los niveles que pueda atacar por arriba, mientras que por abajo el soporte más cercano lo encuentra en los anteriores máximos históricos, en 21 euros y, por debajo, en los 20 y los 19 euros consecutivamente.



 
BME
Apenas un año después de salir del Ibex 35, la operadora de mercado podría volver a formar parte del selectivo. Ahora entraría con un volumen de negociación en el trimestre de 387 millones de euros y una capitalización de 2.258 millones.

Como en los anteriores tres casos, BME sería única en su especie dentro del Ibex 35, como también lo es en todo el mercado nacional, lo que daría diversidad al índice, así como estabilidad, pues su volatilidad anualizada es del 30%.
 
Si bien es cierto que el potencial de subida a un año se halla muy limitado, según los brokers, del 4%, hasta los 28,19 euros, aunque este recorrido le vale un 29% de consejos de compra.
 

Técnicamente el valor ha sufrido un fuerte desplome desde los máximos históricos que marcó en abril de 2015 y de unos meses para acá intenta lateralizar el movimiento para resurgir. De momento, el precio está atacando la directriz bajista que nació en abril y que coincide con el retroceso de Fibonacci del 38,2% en los 28 euros. De superar este nivel podría buscar recuperar los 30 euros. En cambio, si BME no escapa del canal bajista , correría el riesgo de ir a visitar la parte baja de éste en 21 euros, aunque por el medio tiene un soporte en 25 euros (23,6% de Fibonacci).

BME