El mercado norteamericano no tiene tiempo para el respiro de descensos. El índice de referencia, una vez más, ha terminado la jornada en niveles de récord.
¿Hasta cuándo? La pregunta cada vez es más contundente sobre el parqué neoyorkino, respecto a los máximos históricos que se siguen alcanzando en Wall Street. Casi nadie se acuerda ya de los descensos del pasado mes de octubre. Es más, los bajistas se han replegado en su guarida recóndita viendo como poco a poco el S&P 500 se encamina hacia los 2.100 puntos. Algo que hace un año parecía impensable.  Crecimiento económico y precios marcan la agenda

Ya se sabe que sólo basta una excusa para que las caídas vuelvan a vislumbrarse en el principal mercado del mundo, pero por ahora los inversores sienten el mariposeo de las compras. La relación idílica con las subidas es tal que ya solo se habla del rally de final de año, cuando antes este término iba acompañado de la palabra cautela. Ahora nada de eso. A máximos anuales antes del BCE

Así, la verdadera razón por la que, economistas, analistas e inversores atribyen a la crecida de estas ganancias en la bolsa estadounidense es la sensación sobre el crecimiento de la economía mundial. Las medidas de China, reduciendo los tipos de interés, sumado a las medidas de estímulos que podría tomar el BCE en la Eurozona, provoca que las aguas permanezcan en calma chicha.

De esta manera, el S&P 500 sube un 0,29%, el Dow Jones se incrementa un leve 0,04%, mientras que el Nasdaq se revaloriza un 0,89%.

"Estamos viendo una prórroga a partir de los comentarios de la semana pasada hechas por Draghi tratando de hacer frente a la inflación en Europa, y las acciones del banco central chino para bajar los tipos de interés", ha asegurado a colación de las subidas del mercado norteamericano, Robert Pavlik, estratega jefe de Banyan Partners. "El mercado tiene un potencial más al alza", ha añadido.

El índice de referencia sube más de un 11% desde mínimos de seis meses. El S & P 500 había caído en torno a un 7,4% por la preocupación creciente en Europa, que lideraba una desaceleración del crecimiento global.

Al igual que sucedió en la sesión del viernes, hoy tampoco hemos conocido datos macroeconómicos de especial relevancia y será mañana cuando sabremos el dato de la segunda estimación del PIB de Estados Unidos del tercer trimestre

En el plano empresarial, Tesla ha cerrado con subidas de más del 1%. El fabricante de coches eléctricos planea cooperar con Bayerische Motoren Werke AG en tecnología de baterías y estaciones de carga, según ha dicho el CEO de la compañía, Elon Musk, a Der Spiegel. 

Best Buy, la cadena de electrónica más grandes del mundo, ha subidó más de un 2%. El interés de que pueda acumular una buena facturación en el Black Friday ha animado a la compra de sus acciones.

Por otra parte, las compañías telefónicas se han dejado más de un 1,5%.

Verizon ha descendido más de un 1,5%, debido a la rebaja que ha recibido por parte de Citigroup hasta neutral desde comprar. Por otro lado, AT&T y Frontier Communications también se han dejado más de un 1,7% en la sesión.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años  está en 2,31%. El EURUSD se cambia en 1,2441 dólares. Mientras que el brent está en 79,60 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.198 dólares, y el VIX está en 12,71.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí