Felipe López Gálvez, analista de Self Bank, repasa todas las calves de la actualidad y dónde pueden estar los activos más interesantes para invertir. 
 
“Merlin, Viscofan o Inditex son menos sensibles al Brexit, pueden ser oportunidades”
¿Las caídas tras el Brexit podrían haber generado una oportunidad de entrada en la bolsa española?

Creo que sí que hemos visto caídas más que justificadas en empresas españolas con una fuerte presencia en Reino Unido como es el caso de Santander, Sabadell, Ferrovial o Iberdrola. Pero también hemos visto que han caído valores que son menos sensibles al tema del Brexit donde sí pensamos que puede haber oportunidades. Este tipo de valores pueden ser por ejemplo Merlin Properties, que puede ser ajeno a lo que pueda suceder en Reino Unido, y que puede estar muy favorecido por el resultado de las elecciones en España. Si es verdad que el sector inmobiliario ha tocado suelo y que hay tendencia positiva, pienso que es un valor muy a tener en cuenta. Quizá por comentar otros dos valores, muy diversificados a nivel geográfico y muy poca exposición a Reino Unido, con deuda controlada y pleno crecimiento, es el caso de Viscofan o Inditex. Estos tres valores sí son a tener en cuenta y son oportunidades después de ver cómo han caído en bolsa.

Una de las noticias que hecho saltar las alarmas es que ha habido hasta seis gestoras que han cancelado el reembolso de fondos inmobiliarios en el Reino Unido. ¿Piensa que esto puede generar un efecto dominó en este sector? ¿Cuáles pueden ser las peores consecuencias?

El efecto dominó sí se puede producir en propio sector, pero no en otro tipo de vehículos como pueden ser los fondos de inversión tradicionales que son completamente diferentes a los inmobiliarios que tienen la particularidad de que al invertir directamente en activos inmobiliarios ante la avalancha de peticiones de reembolsos no tienen la liquidez suficiente para pagar a los partícipes. Entonces creo que una buena decisión deciden cancelar esos reembolsos a pesar del daño reputacional que puede hacer a estas gestoras porque realmente de no hacerlo así se verían obligadas a vender deprisa y corriendo todo este tipo de activos en una posición negociadora muy poco favorable porque al fin y al cabo el comprador sabría que le urge esa venta y tendría que hacerla con un descuento muy importante respecto a los precios de mercado. Por eso creo que es una decisión acertada y que no va a impactar en otros vehículos. Lo que sí preocupa un poco es que haya tantas peticiones de reembolso en este tipo de fondos. Si vemos un desplome importante en todo lo que son los precios del sector inmobiliario en Reino Unido hay muchos sectores que se verían afectados además del inmobiliario. El sector bancario por ejemplo lo tiene que mirar con lupa porque tiene importantes cantidades de dinero concedidos en créditos a empresas del sector y también a particulares a través de préstamos hipotecarios. Por tanto, creo que es una circunstancia muy a tener en cuenta.

¿Con estas correcciones en el sector bancario ven alguna oportunidad de entrada en algún banco español?

Lo que vemos es que la banca mediana excluyendo a Bankinter sigue teniendo muchos riesgos. A parte de muchos comunes del sector como tener el Euribor en tipos negativos  y la dificultad de generar beneficios vía margen de intereses, vemos como otros valores medianos, ligados a las cláusulas suelo y que podría afectar más a sus cuentas. Luego tenemos los grandes bancos, Santander y BBVA, todavía con mucha exposición a países emergentes, sobre todo en Latinoamérica, donde vemos que la situación todavía no está nada clara. En cambio tenemos un valor como Bankinter que todos sabemos que cotiza a ratios de precio beneficio más exigentes, pero es justificable. Sabemos que Bankinter hace un control muy exhaustivo de los riesgos lo que le ha ahorrado muchos problemas. Es un banco muy bien capitalizado que ha apostado desde hace algunos años por esa transformación digital de la que tanto se habla. Por tanto de cara al futuro creo que sigue pudiendo presentar esos niveles de crecimiento que ha venido presentando en el pasado.

Dentro del Ibex 35 ha habido una acción que ha sido más castigada que el resto y es IAG. ¿Con estas caídas considera que puede ser un título a tener en cuenta o mejor evitarlo hasta que se despejen esas nubes que hay hasta el momento?

Es un valor muy afectado por la volatilidad y por el Brexit en cuanto a que la caída de la libra va a afectar tanto a la cuenta de resultados directamente por ese efecto divisa como las perspectivas sobre el turismo en Reino Unido y también por el hecho de que si al final vemos una debacle de la economía británica y menos inversiones en Reino Unido va a haber un descenso importante de todo lo que son viaje de negocios al país. Esto afecta mucho a todo lo que es British Airways  e Iberia sobre todo. Y luego hay un tema particular de la compañía que se está hablando mucho estos días que es el tema de Vueling, que también le está haciendo mucho daño a nivel reputacional. Y otros más comunes al sector de las aerolíneas como es ese rebote que estamos viendo en los precios del petróleo, que es uno de los factores más importantes de la estructura de gastos de una aerolínea. Por tanto, hay que ser cautos, pero hay que tener en cuenta que tras esas bajadas la verdad es que por ratios de valoración empieza a cotizar a niveles muy bajos, lo cual puede suponer una oportunidad. También se habla de que uno de sus socios mayoritarios como Qatar Airways está planteando comprar más acciones y aumentar su participación. Si todas estas incertidumbres se resuelven de manera satisfactoria, IAG es una acción a tener en cuenta y donde podríamos ver rebotes importantes.

Ya que ha mencionado la devaluación de la libra, que está en niveles de hace 30 años, ¿cabe alguna estrategia con la divisa británica?

Está claro que para los que apuesten que va a seguir cayendo sin duda se pueden posicionar en corto en la divisa concretamente. Pero otra estrategia se puede hacer con el mercado británico de acciones, que bien es cierto que sufrió con el Brexit pero mucho menos que el resto de bolsas europeas.

Ese es otro tema de interés, que parece que las bolsas europeas han descontado algo que allí no…

Dentro del FTSE-100 hay un alto componente de compañías ligadas a las materias primas, como es el caso de mineras enfocadas al oro o a la plata, que como sabemos están actuando de valor refugio, por tanto esas acciones están subiendo. Luego un segundo tipo de compañías que son multinacionales con mucha exposición al exterior y no tanto negocio en Reino Unido como es el caso de farmacéuticas, que se ven favorecidas de esa caída de la libra. Si se devalúa más la libra creo que seguiremos viendo subidas en bolsa para este tipo de compañías.

¿Cuáles creen que pueden ser los principales activos refugio?

En activos la verdad es que está casi todo escrito. Lo vemos en divisas, en revalorización del yen, del franco suizo, del dólar. Dentro del mercado de bonos estamos viendo la curva de tipos de Suiza y en todos los plazos vemos rentabilidad negativa. También lo estamos viendo en el alemán. Luego para irnos en otro tipo de activos, también están el oro y la plata que le dan seguridad al inversor porque es un activo tangible, que en caso de debacle de la economía mundial tendrían ese activo físico muy útil a la hora de diversificar carteras.

Comentaba que el mercado de Estados Unidos es el que mejor está aguantando. De hecho, en las actas de la Fed lo que se reflejó fue que en la última reunión tuvieron en cuenta factores externos, como el caso ahora del Brexit. ¿Ve oportunidad en Estados Unidos?

Por ahora sí. El retraso de la subida de tipos le viene bien a la bolsa norteamericana en primer lugar porque limita la subida del dólar y en segundo lugar porque al seguir la renta fija ofreciendo esos tipos tan bajos se evita que haya un movimiento desde activos de riesgo como la renta variable hacia activos de renta fija que a buen seguro cuando retomen esas subidas de tipos emprezarán a ofrecer rentabilidades más atractivas y los inversores se empezarán a plantear si les conviene asumir riesgo en las bolsas. Luego hay otros factores que favorecen a la renta variable americana como es el hecho de que allí no haya tantas incertidumbres como en otras bolsas occidentales. Las perspectivas económicas son buenas, está en pleno empleo y creciendo a niveles aceptables en términos de PIB. Es una economía con un mercado laboral muy flexible que siempre ha apostado mucho por el I+D y esto hace de la economía americana una economía mucho más dinámica y de ahí el atractivo que tiene.