Una vez se vivieron importantes caídas en la jornada de ayer por la tensión que se vive en Ucrania, la comparecencia del presidente ruso, Vladimir Putin, ha tranquilizado momentánemente a los mercados.
Parece que aunque no existe una calma como tal y que los vientos resoplan con aroma de conflicto, la situación en los mercados ha vivido una pausa para bien. Los principales índices vuelven a despertar en verde, después de que el máximo mandatario ruso haya realizado nuevas declaraciones sobre la situación en Ucrania y sus principales intenciones en el corto plazo. (Ver:el sector energía, el mejor refugio bursátil)

Así pues, Putin ha asegurado que no tienen ninguna intención de intervenir y tampoco buscan la anexión de Crime a Rusia. Queda descartado. Eso sí, ha destacado que podría lanzar una ofensiva en caso de que el clima en la región se haga completamente insostenible, pero por el momento parece que los inversores se han tomado con optimismo el mensaje como se está observando en todas las bolsas. (Los empleados de Buffett que batieron al jefe)

Por tanto, los futuros del S&P 500  se encuentran con subidas del 1,15%, los del Dow Jones también se recuperan un 1,14% , mientras que los del Nasdaq avanzan el 1,18%. 

La geopólitica será la clave durante la jornada y, muy posiblemente, durante el resto de la semana. De todas las informaciones que lleguen de cómo se encuentra el ambiente en Ucrania dependerá mucho la tendencia que tome el mercado estadounidense. Más aún hoy cuando no se publicará ningún dato macroeconómico durante la sesión sobre la economía de Estados Unidos. (Ver: las cotizadas europeas más afectadas por la crisis de Ucrania).

No está todo dicho, ni mucho menos,  y menos si el FMI no apuntala la ayuda que reclama el país para evitar el default y un nuevo acuerdo con Rusia. 

Ayer sí vimos que mejoró el gasto de los consumidores, que subió un 0,4% frente al 0,1% del mes pasado. También mejor de lo previsto.  El dato fue especialmente importante si se tiene en cuenta que el 70% del PIB estadounidense lo genera el consumo privado.  (Ver: Intel languidece sin saber cómo entrar en el mundo móvil)

En este contexto suben los valores refugio. De esta manera, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,6070%. El EURUSD se cambia en 1,3763 dólares. Mientras que el brent está en 109 dólares el barril. Por último, el oro está er 1.337 dólares por onza. (Ver: el petróleo en consolidación, pese a la tensión ucraniana)