José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, analiza la situación de los valores que están marcando la actualidad del mercado español en los últimos días.

El equipo de análisis de Bankinter considera que Repsol podría evitar una rebaja del rating vendiendo entre un 10-15% de Gas Natural, del 30% que tiene actualmente. Este paquete estaría valorado en 1.611 millones de euros. ¿Crees que sería una buena idea y que con ese dinero Repsol evitaría rebajar el dividendo?
En el business plan de Repsol el escenario ácido contempla el petróleo en 50 dólares y ahora está un 40% por debajo del precio con el que ellos calculaban que podrían lograr, junto con las desinversiones de 6.000 millones en un año y medio, que plantearon para no tener que tocar el dividendo y mantener el rating. Pero si el crudo se mantiene in eternum en estos niveles, va a ser complicado que no haya un movimiento como el que se especula. A corto plazo, a no ser que le aprieten las agencias de calificación, veo complicado que venda parte de su inversión en Gas Natural hasta ver cómo evoluciona el precio del petróleo en el conjunto de 2016. Es muy pronto tomar que el petróleo en 30 dólares como escenario base para el resto del año. Lo normal sería que subiera a 40-45 dólares, pues el último tramo a la baja es consecuencia de la pura especulación del mercado, bajitas, etc, no por oferta y demanda.
 
Desde luego, con este precio del crudo el business plan de Repsol no se cumple y, si sigue así, va a tener que hacer desinverisiones extras fuera de los 6.000 millones que metía en su plan estratégico, y no sería descartable que desinvierta un paquete entre el 10-12% de Gas Natural. De hecho, según prensa, ya contaría con el beneplácito de los principales accionistas y no podría en riesgo el pacto accionarial con Caixabank. Todo va a depender de lo que le quieran apretar las tuercas las agencias.
 
OHL. Tras perder un 80% en un año, vemos que Deutsche Bank vuelve a su accionariado y lo hace convirtiéndose en accionista de referencia, con más de un 5% del capital. ¿Qué atractivo puede encontrar ahora DB en OHL?
Quitando el efecto ampliación, el batacazo ha sido monumental, de más del 70% en doce meses. Qué le ve de atractivo, pues eso mismo, la caída espectacular en una empresa centrada en infraestructuras, en construcción en  EEUU que sigue funcionando y en Polonia… que también ha tenido el tema de los problemas por los escándalos en México y España y por el circulante, que tras no cobrar dos contratos, se ha metido en problemas.
 
Ahora OHL presenta un gran descuento, pero la zona de 5,50-6 euros va a ser muy difícil de superar. Puede haber un rebote agresivo hacia esos niveles y, entonces, Deutsche Bank probablemente anuncie que ha reducido su participación de 5% a 2,5%. Lo que ve es un precio que ha sobre reaccionado a la baja y DB está jugando a que tenga un rally.  
 
Acerinox. Pese a que su negocio está ligado al acero, es el valor que mejor situación técnica presenta en lo que llevamos de año. ¿Lo ves atractivo?
Acerinox es la compañía con más calidad del sector de acero inoxidable. Tiene el mejor balance y las productoras más eficientes. La mejor es la americana; la distribución geográfica entre EEUU, Europa, Asia y Sudáfrica es muy buena, pues la planta de Sudáfrica es el comodín desde la que puede enviar acero a todas partes. Es la acerera inoxidable mejor pensada del mundo y con un balance muy saneado, por ello, las pérdidas no son abultadísimas como otros comparables. Además, creo que ha habido dos factores determinantes, como el recorte de la producción en China y la parte antidumping, así como cierto rebote en los precios del níquel. Si a esto le añadimos que el año pasado cayó con fuerza, ha tenido la excusa perfecta para tener un rebote.
 
Probablemente por encima de 10 euros, con los resultados que va a presentar, esté cara, pero a 8 euros es una compra clarísima. Estas compañías son muy tácticas, hay que comprarlas cuando todo va mal, y hay que soltarlas cuando el ciclo está acompañando. Es una compañía para hacer trading y jugar tácticamente.
 
Colonial. La inmobiliaria presentó cuentas de 2015 esta semana. Ganó 415 millones y volverá a repartir dividendo tras 10 años de sequía de remuneración al accionista. Mientras, su endeudamiento sobre el valor de los activos es del 41,8%... ¿se puede permitir repartir dividendo?
Un endeudamiento del 41,8% para una empresa que se dedica a comprar edificios enteros no es tan elevado. De hecho, es que este negocio es un bono que se puede estructurar con deuda. Hay negocios que funcionan con deuda. Colonial se endeuda con unos cupones porque obtiene unas rentas superiores a esos cupones ye s capaz de jugar. El hecho de que vuelva a repartir dividendo te dice que las mejoras en rentas que se están viendo, la apreciación de los inmuebles de oficinas en los últimos trimestre, están dando sus frutos y la compañía está asomando la cabeza después de 10 años de travesía por el desierto. El NAP está en torno a 65-70 céntimos por acción, por lo que no tiene un fuerte descuento sobre el valor neto de los activos, pero por debajo de 70 céntimos y con una vuelta al dividendo de 1 céntimo y pico, que parece poco, pero representa una rentabilidad del 3%, es una vuelta a la normalidad. Con lo que me quedo es con la mejora de las rentas de sus oficinas en París y Madrid, que ha crecido del 3%. De hecho, tengo bastante exposición al sector inmobiliario, además de en Colonial, en Hispania, Merlin, Lar e inmobiliarias francesas.
 
¿Cómo le puede afectar a BME la fusión de las bolsas de Londres y la de Frankfurt?
Es curioso que, tras subir mucho al anunciarse que estaban negociando, luego todos los operadores europeos han caído bastante. Esto es una de esas cosas inexplicables del high frecuency trading y de los mercados actuales. En cambio, en un mercado normal, estarían todos los operadores cotizando al alza pues, si uno piensa que va a haber una mega integración y va a haber un gran gestor de bolsas europeas, me cuesta pensar que BME siga independiente. Lo lógico es que en cualquier momento haya un M&A y una operación corporativa.
 
Desde mi punto de vista, BME en 27 euros es irrisorio, con la caja, el balance y el dividendo que tiene, independientemente de los volúmenes vayan a caer y con la posibilidad, ahora más que nunca, de que pueda haber una operación corporativa.
 
Yo tengo posiciones en todos los operadores de bolsa europeos, porque me parecen negocios bien gestionados, recurrentes, con balances saneados y grandes dividendos y los niveles actuales son un chollo. Son de los valores que hay que ir pescando con las turbulencias del mercado.