Los inversores se sienten como en una montaña rusa. La volatilidad que están viviendo los mercados bursátiles afectados por la crisis hipotecaria subprime en Estados Unidos lejos de ahuyentar a los ahorradores debería ser el mejor aliciente para invertir, según la mayoría de los expertos consultados por ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN. De ahí que recomienden “mantener la calma” e ir entrando en aquellos valores que han quedado “tocados” tras las bruscas caídas de agosto. Por sectores, alimentación, farmacéuticas y telecomunicaciones son los que mejor consuelo podrán dar a unos inversores que han vivido unas vacaciones un tanto agitadas.
Los mercados bursátiles vivieron en agosto su peor crisis en más de cinco años de exultantes resultados y lo peor podría no haber pasado todavía hasta que no se despejen los interrogantes sobre el alcance total de la crisis. Y es que, como dice el gurú de los mercados Warren Buffet “sólo cuando baja la marea se descubre quién ha estado nadando desnudo”. Sin embargo, esta caída en picado de las plazas mundiales ofrece, sin duda, una alternativa bastante atractiva de inversión a largo plazo. Para la gestora Threadneedle la debilidad actual del mercado puede ofrecer a inversores a largo plazo oportunidades de compra, “ya que los actuales ratios de precios ajustados a los beneficios están situados cerca de los niveles más bajos de los últimos 15 años”. También desde Norbolsa aconsejan al pequeño ahorrador “mantener la calma” y aprovecharse de los recortes para “ir entrando en algunos valores que han quedado muy tocados por las caídas”.

Los expertos de Banco Urquijo “ponen fecha” al final de la crisis y creen que las “turbulencias” no deberían prolongarse “más allá del verano”. Desde esta entidad bancaria consideran que en los últimos tres meses del año “ya se podría ver una recuperación del mercado”. Expertos de Inversis Banco, entre tanto, señalan que la situación de recortes se mantendrá “al menos hasta el mes de octubre”, aunque se muestran confiados en que, de prolongarse las condiciones actuales, “2007 será un año alcista”. Mientras, para Renta 4 “las soluciones ya están en camino”. Esta casa de valores cree que “los bancos centrales no van a seguir tensionando la política monetaria”. Sin embargo, el banco emisor europeo ya ha anunciado que mantiene su posición respecto a la política monetaria y que podría subir los tipos de interés en septiembre al 4,25%.
 
 
Dónde buscar refugio
 
En época de tormenta lo mejor es refugiarse al calor de aquellos valores más alejados del foco de tensión. Y estos son, en palabras de los expertos consultados por ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN, aquellos relacionados con el sector de las tecnologías y las telecomunicaciones así como los que están relacionados con el sector farmacéutico, alimentario o químico.
 
Como gran triunfadora de las apuestas se sitúa Telefónica. La operadora española es, en palabras de los expertos, “un valor interesante, no sólo por fundamentales, sino porque técnicamente es el que mejor se ha comportado durante la crisis”. Y es que, el sector de las telecomunicaciones tanto a nivel español como europeo es “uno de los mejores sectores para invertir”, según los analistas. “Creemos que es el momento ideal para estar en él”, remarca Julián Coca, gestor de renta variable de Inversis Banco. También Roberto Moro, director general de Hermanos Moro AF comenta, “vemos a Telefónica muy fuerte y como un valor en el que estar, siempre y cuando –advierte este experto- se encuentre por encima de los 17,10 euros”.
 
Alberto Roldán, director del Departamento de Análisis de Renta Variable de Inverseguros también aconseja estar en telecomunicaciones. “A nosotros nos gusta bastante la exposición a este sector y nos gustan especialmente dos valores: Telefónica y France Telecom”. La operadora española también es una de las apuestas decididas para Miguel Ángel Bernal, gestor de carteras institucionales y profesor del IEB porque “no sólo ha presentado unos magníficos resultados sino que se ha permitido elevar las perspectivas por ingresos para el segundo semestre del año. Continúa siendo además –añade este experto- el único valor del Ibex lejos todavía de los máximos alcanzados en el año 2000”.
 
Pero el sector de las telecomunicaciones no es el único por el que los expertos sienten predilección en época de turbulencias. Arturo Sierra, gestor de Inversiones de Unicorp Patrimonios entiende que los sectores que mejor se pueden comportar en la crisis son, además del de las telecomunicaciones, “el sector químico y el farmacéutico”, por su casi nula exposición a la misma.
 
Dentro del sector farmacéutico un valor destaca sobre los demás: Zeltia. Daniel Mateos, director de Asesoramiento y Planificación Financiera de Barclays Wealth cree que tras la aprobación del compuesto Yondelis “los inversores recuperarán la confianza en un título que ha estado muerto durante tres años”. Además –continúa este experto- la comercialización del compuesto de Pharmamar contra el cáncer de sarcoma de tejidos blandos “provocará fuertes flujos de entrada de dinero por parte de fondos de inversión de Biotecnología”. Sin olvidar, claro está, que sobre Zeltia pesan rumores de operaciones corporativas, “lo que hará que el valor cotice con una mayor prima”, concluye Mateos.
 
Pescanova sería otro de los valores a tener en cuenta de cara a este último trimestre del año. La firma de productos congelados acumula una subida anual superior al 25% y se ve favorecida por la aparición de fiebre aftosa en Gran Bretaña. “El impacto de la cepa es positivo para Pescanova”, indican desde BPI al tiempo que destacan que “el temor a que se extienda de nuevo la enfermedad en Reino Unido o en otros países, elevará la demanda de pescado y será un catalizador para el valor a corto plazo”. 

Recomendaciones Telefónica
 
Otras buenas oportunidades de inversión habría que buscarlas en aquellos valores que, o bien han sido excesivamente castigados durante la crisis, o bien se encuentran inmersos en operaciones de concentración sectorial.
 
Los expertos ponen sobre la mesa distintos nombres. Así, Julián Coca de Inversis Banco apostaría por Gamesa porque “está barato tras la penalización sufrida durante las últimas sesiones” y porque la firma eólica “es un claro título a tener en cartera” ya que, “el sector está despertando el interés de los inversores”. Coca también apuesta por BME, ya que “los movimientos que están experimentando los mercados podrían favorecer su cuenta de resultados”.
 
Celine Giffard, analista de Selftrade, mira con especial buenos ojos a Vocento. Aunque el sector de medios no está de moda en estos momentos, esta experta cree que este valor es muy interesante “porque sus últimas cuentas han mejorado considerablemente y su principal lastre, el ABC, está siendo sometido a un plan de optimización ya que ha logrado estabilizar su cifra de difusión”. Según la analista de Selftrade, Vocento es un valor “muy diversificado, con presencia en todos los soportes y quizá sea la empresa con más activos a valorar de nuestra renta variable”.
 
A Antonio Aspas, de Anta Valencia le gustan especialmente Tubos Reunidos y Service Point porque “están creciendo fuertemente”, mientras que Cintra sería una de las apuestas de Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes. La concesionaria de autopistas figura también en la cartera tipo de Miguel Ángel Bernal “después de haber sido vapuleada en Bolsa. Los resultados presentados no sólo han estado en línea con las mejores previsiones, sino que la compañía ya ha comentado que su modelo de crecimiento le podría reportar pérdidas netas”. Para este experto, otros de los valores a tener en cuenta serían dos constructoras: FCC y ACS. Sobre la compañía presidida por Florentino Pérez, el gestor de carteras institucionales y profesor del IEB señala que aunque “la salida de Mutua Madrileña se ha producido en el peor momento, la recomposición accionarial ha sido resuelta sin problemas, a lo que habría que añadir unos magníficos resultados y una unidad industrial que empieza a dar unos brillantes frutos”. En cuanto a FCC, Bernal comenta, “es la constructora menos endeudada en bolsa, tan sólo un 60% frente a su valor y ha tenido un fuerte castigo a pesar de haber presentado unos resultados que han sorprendido a todo el mundo”.

La constructora propiedad de Esther Koplowitz también es uno de los valores citados por Julián Coca de Inversis Banco. Sin embargo, este experto remarca que “aunque FCC es un valor industrial cuya exposición al mercado inmobiliario es pequeño, lo mantendría bajo revisión”. 

Recomendaciones Santander
Texto
 
 
Bancos españoles. ¿A salvo de la crisis?
 
Los dos grandes colosos financieros de nuestro país –Santander y BBVA- están “a cubierto” de la tempestad, refugiados en el templo seguro de los créditos de calidad y la eficiencia del sistema financiero español, por lo que, ni si quiera se muestran nerviosos ante las consecuencias que para las entidades extranjeras pueda tener el terremoto crediticio del mercado americano. 
 
Tanto el Santander como el BBVA remarcan que su exposición al subprime es prácticamente nula. Aunque ambos sí tienen una especial presencia en Estados Unidos. La entidad presidida por Emilio Botín tiene presencia en el mercado de créditos americanos pero sólo en créditos al consumo, a través de la financiera estadounidense Drive mientras que el BBVA posee cinco entidades en el llamado “Sunbelt” o cinturón dorado, la franja que recorre el sur del país. Fuentes del mercado aseguran que la entidad vasca no opera en el mercado de las hipotecas de alto riesgo, ni en Estados Unidos ni en el resto del mundo, ni posee fondos de inversión que inviertan en este tipo de activos, puesto que su política de gestión de riesgo es muy rigurosa.
 
Otros bancos como Sabadell, Bankinter o Popular no han hecho comentarios al respecto, aunque han intentado tranquilizar en los últimos meses al mercado, indicando que su inversión crediticia es de calidad, que sus tasas de cobertura están entre las más elevadas de Europa y que sus tasas de morosidad siguen en niveles muy bajos. 
 
De ahí que algunos analistas vean en este sector una verdadera oportunidad de inversión. Javier Barrios, responsable de ventas institucionales en España de BPI señala que “los dos grandes bancos españoles cotizan a múltiplos razonables y tienen una exposición muy baja a la crisis”. Para el experto de BPI, lo interesante sería “centrarse en valores que han estado castigados sin un motivo aparente como bancos y constructoras”. También Celine Giffard, analista de Selftrade muestra su predilección por el sector bancario porque considera que descuenta en su cotización la situación generada por la crisis hipotecaria americana, de ahí que su apuesta sea por los dos grandes bancos ya que “cotizan con muy buenos descuentos”, dice. Laura Proubasta, gestora de Agenbolsa cree que los bancos han sido injustamente castigados. “Su penalización ha sido excesiva –comenta esta experta-y es un sector por el que apostamos”, aunque la gestora de Agenbolsa deja clara su preferencia: “nuestra apuesta principal es el Popular”. 

Recomedaciones Iberdrola
 






Otros, por el contrario, apuestan por una “huida” de estos valores. Es el caso de Julián Coca, de Inversis Banco quien recomienda “no estar bajo ningún concepto en sectores relacionados directamente con el crédito y en empresas que tengan un alto nivel de endeudamiento”. Para el gestor de renta variable de Inversis Banco, “aunque el nivel de exposición al crédito de los bancos españoles no es elevado, podrían verse contagiados por la crisis americana”.
 
Invertir lejos del parqué
 
Las turbulencias bursátiles no son aptas para todo tipo de inversores, de ahí, que muchos no busquen sólo refugio en valores cotizados sino que prefieran salirse del parqué para “disfrutar de la tormenta “ totalmente a cubierto. Y para ello, existen diversos instrumentos financieros en los que focalizar la inversión.
 
Entre los más populares y recurrentes se encuentran los depósitos bancarios, comercializados por bancos y cajas y con los que el ahorrador sabe de antemano qué ganancias le aportará su inversión. Su comercialización compite duramente con los fondos de inversión, sin embargo, la curva de tipos y los cambios fiscales acaecidos el pasado 1 de enero –todos los productos de ahorro tributan al tipo único del 18%- han dado a los depósitos argumentos renovados para pujar por el ahorro más conservador. Es más, sólo uno de cada cinco fondos de inversión conservadores –monetarios y de renta fija- superó en julio la rentabilidad de los depósitos y de las Letras del Tesoro, según datos aportados por Morningstar.
 
La oferta de depósitos en el mercado español es abrumadora y francamente atractiva. Caja Madrid acaba de elevar la remuneración del Depósito Suma del 6 al 8% T.A.E (tasa anual equivalente). Este depósito, de vencimiento mensual, se puede contratar por un importe mínimo de 600 euros y un máximo de 60.000 euros y el titular puede recuperar su dinero cuando lo estime oportuno, sin gastos ni comisiones. Según indica la caja de ahorros, “al vencimiento, el inversor tendrá a su disposición, tanto la cantidad invertida como los intereses generados, en una cuenta asociada remunerada, denominada Cuenta Suma”. También la caja de ahorros madrileña cuenta en el mercado con el Depósito Creciente. Un producto a tres años y con una inversión mínima de 3.000 euros que genera una rentabilidad del 3,85% el primer año, del 4,05% el segundo y del 4,25% el tercero.
Mientras, con 11% de rentabilidad, Openbak recibe a aquellos que abran su cuenta corriente por Internet. Se trata del Depósito Bienvenida, un depósito mensual, sin gastos ni comisiones. El banco on line del Santander ofrece a sus clientes, además, el Depósito Aniversario, con un 11% T.A.E y una inversión mínima de 3.000 euros. Otra opción interesante para el ahorrador sería el Depósito15 de Caja Madrid, con pago mensual de intereses y una rentabilidad creciente trimestralmente: al 3,50% nominal durante el primer trimestre, 3,75% durante el segundo, 4% en el tercer trimestre, 4.50% en el cuarto y 5% en el quinto trimestre. En tan sólo siete meses, la entidad madrileña ha captado 1.500 millones de euros a través de este depósito.
También las turbulencias financieras han servido para remarcar si cabe más el carácter de refugio de la deuda pública, una situación que continuará –explican desde el Banco Banif- “mientras continúe la volatilidad existente en los mercados ya que seguirá el movimiento de huida hacia la calidad”. Aunque es un producto muy ligado a la evolución de los tipos de interés, no presenta riesgos ya que su rendimiento está garantizado por el Estado. 

Recomendaciones Repsol

 
Las letras se emiten mediante subasta y su importe mínimo es de 1.000 euros. Son valores emitidos al descuento por lo que su precio de adquisición es inferior al importe que el inversor recibirá en el momento del reembolso. Actualmente, el Tesoro emite Letras a 6 meses, 12 meses y 18 meses. En la última subasta, celebrada el pasado 14 de agosto, el Tesoro Público subastó letras a 12 meses con un tipo marginal del 4,207%, por debajo del 4,425% alcanzado en julio. Una cota que, sin duda, supone un aliciente para los inversores que desconfían de las inversiones en bolsa por su alta volatilidad y que confirma que la rentabilidad de esta alternativa de compra está en las cotas más altas de los últimos seis años.