Tanto si fue por la 'amenaza' que representan partidos políticos como Podemos como si fue Grecia, una vez más, la causante...lo cierto es que las ventas han llevado a protagonizar al Ibex 35 la cuarta mayor caída del año. ¿Habrá tiempo para retomar el escenario alcista?
 
"Mal comienzo de semana para los alcistas que no deben ceder más posiciones si no quieren dar continuidad al movimiento correctivo de corto plazo", afirmaba José Antonio González, analista de Estrategias de inversión. Y más aún si consideramos el hueco a la baja que dejara ayer en la apertura desde los 11.540 puntos hacia un descuelgue que le llevó a perforar con tranquilidad los 11.300 puntos. 

El experto reconoce que desplomes como el de este lunes "invitan a mantener un marcaje al soporte de los 11.200 puntos como escenario más pesimista", a pesar de que podría funcionar el nivel de 11.345 puntos, "hueco alcista el pasado día 19 de mayo", en el que intentar contener las ventas de unos bajistas que se están luciendo desde hace mes y medio. 

*Pinche sobre la imagen para ampliar

IBEX 35



Si incidimos en el aspecto técnico del índice español, el escenario alcista se mantiene y lo hace edificado sobre dos pilares, en este caso soportes, archirrepetidos: 11.200 y 10.850 puntos. "El camino al alza", asegura Eduardo Faus, analista de Renta 4, "se muestra abierto en el medio plazo hacia los máximos de 2009 en 12.250 puntos. Más aún, "las proyecciones alcistas de distintas formaciones técnicas, apuntarían en el medio plazo a 13.200 puntos". 


MOTIVOS PARA VENDER
Existen varias razones que podrían haber motivado la caída de este lunes del mercado: 

- Las elecciones autonómicas y municipales en España. Del resultado obtenido en las urnas, los inversores podrían deducir lo que pueda suceder en el mes de noviembre en las generales. No gusta el ascenso de partidos emergentes, como Podemos, y mucho menos que se tambalee el statu quo de los últimos años. 

- Jornada festiva en las principales plazas bursátiles. Lo era en Wall Street, además de en Londres y en la Bolsa de Fráncfort. A menor volumen de negociación es reconocido que la volatilidad aumenta. Y, con ella, el salto de los stops que provoca siempre alguien que quiere hacer negocio.

- Grecia. Un portavoz del Gobierno heleno se pronunció públicamente para negar que su objetivo fuera hacer caer a su país en un corralito. Sigue intranquilizando a las bolsas. 

- Recogida de beneficios. Quizás tocaba después de que el Ibex 35 hubiera hecho el amago de consolidar una vez más el nivel de 11.500 puntos en el cierre semanal del viernes. Los bancos son, una vez más, los más afectados y qué decir de Banco Popular. La entidad de los obispos se juega ahora mantener los 4,50 euros por acción. 


¿QUÉ NOS DICE ESTE 2015?
La registrada ayer pasa a ser la cuarta mayor caída del año para el Ibex 35, aunque lo cierto es que, mientras que esta corrección viene a rematar las ventas ya iniciadas, en las tres anteriores se trataba de recortes puntuales motivados por causas muy concretas. 

El pasado 9 de enero Banco Santander anunciaba sin previo aviso -para nadie- una ampliación de capital por valor de 7.500 millones de euros. Hasta la fecha, el susto que provocó en el mercado la entidad ha dejado huella al constituirse como la mayor caída del año, un 3,91% abajo, que llevó al índice a perder más de 300 puntos de una tacada y jugársela con los 9.700 enteros. 

Justo cuatro días antes, el 5 de enero, el Ibex 35 iniciaba un movimiento correctivo a base de dejarse en esa sesión otro 3,45%. Trece días tardó en total el mercado en recuperarse desde la previa de Reyes hasta el 22 de enero cuando consiguió cerrar el hueco bajista que había dibujado. 

Si seguimos el calendario, el 9 de febrero fue otro día bastante nefasto para el mercado al que se le atragantó la investidura de Alexis Tsipras como nuevo presidente griego. Ese día la Bolsa de Atenas llegó a desplomarse un 6%, mientras la española cedía un 1,97%, hasta cerrar en los 10.364 puntos. En tres sesiones, hasta el día 13 de febrero, había cerrado el hueco bajista para volver a subir. 

La tercera caída más importante del año,
que supuso para el Ibex 35 visitar los 11.115 puntos, se produjo el pasado 5 de mayo. Vino básicamente a cerrar un ciclo iniciado el 16 y 17 de abril, caída que se remató el 29 de ese mismo mes y que derivaría en la corrección a corto plazo en la que seguimos encerrados hasta la fecha. 

Hoy, tras 14 sesiones desde el traspiés del 5 de mayo, el Ibex 35 dio al traste con la consolidación del hueco bajista que parecía tener ya cerrada tras cotizar cuatro sesiones consecutivas por encima de los 11.400 puntos. Y, de momento, no han saltado las alarmas...

Acceda a todos los análisis del Ibex 35
Caídas Ibex 35 2015