El tercer trimestre no fue uno de los mejores para la bolsa española. De julio a septiembre, el selectivo español perdió más del 11%. Un período en el que muchas Sicavs consiguieron retornos positivos. Estas sociedades tuvieron a Telefónica, Amadeus, BME, Ferrovial o Merlin Properties en sus carteras como representantes de un mercado que pesa poco – o muy poco- en sus carteras. 

Reducir el peso en renta variable a favor de la deuda corporativa. Y mejor si además puede ser internacional. Es el resumen de la decisiones de algunas de las Sicavs - Sociedades de Inversión de Capital Variable- durante el tercer trimestre del año. No sorprende si pensamos en la incertidumbre que insufló china durante el mes de agosto, los bajos volúmenes de negociación que existen en ese mes y la decisión de la FED de aplazar la subida de tipos de interés hasta final de año. Y aun así, todas coinciden en que los indicadores económicos conocidos en el mes siguen apuntando a un escenario de expansión, ciertamente algo menor que el esperado a comienzos de año pero sin duda, un escenario de crecimiento.  Por otro lado, parece que los Bancos Centrales van a seguir con políticas monetarias expansivas a medio plazo. Durante el mes los mercados han vuelto a "re-testear" los mínimos de agosto como suele ser habitual en todas las correcciones. En definitiva, parece razonable que ya hayamos visto los mínimos del año o que estemos muy cerca.

Morningstar ha hecho públicos los datos de rentabilidad de las Sicavs más populares, es decir, aquellas que cuentan con más de 500 partícipes. Las tres Sicavs que cuentan con mayor patrimonio gestionado, están bajo el control de Banca March. De hecho, Torrenova Inversiones, Lluc Valores y Cartera Bellver Sicav suman entre ellas en torno a 2.000 millones de euros de patrimonio con un total de 9.951 partícipes entre todas.



Si nos fijamos en la que atesora un mayor patrimonio, Torrenova de Inversiones, se puede observar que el mayor beneficio lo obtiene del exterior. No es para menos si pensamos que el 59,65% de la cartera va dirigida a inversiones internacionales frente al 40,02% que es de carácter doméstico.  De este último porcentaje, la mayor parte va dirigida a renta fija (31,1%) con mayor ponderación hacia la deuda corporativa de menos de un año. Según indica el informe de gestión “un contexto de inflación a la baja, política monetaria expansiva y aumento de la aversión al riesgo, impulsó la compra de deuda pública de mayor calidad crediticia”. Sin embargo, tanto las compras del BCE como la recuperación económica de los países periféricos seguirán dando apoyo a los bonos periféricos y “recomendamos mantener algunas posiciones en deuda high yield, que han sufrido con las turbulencias del mercado y se encuentran en niveles de entrada muy atractivos”.

Tan sólo un 0,75% de la cartera deTorrenova Inversiones va destinada a renta variable nacional y ese porcentaje corresponde a la participación que ocupa Telefónica en cartera, por cierto, participación menor a la que tenía en el trimestre anterior. Y eso que las previsiones apuntan a que las bolsas seguirán apoyadas por los beneficios empresariales aunque “han aumentado ligeramente las revisiones a la baja de éstos, en gran parte debidas al deterioro de las expectativas en los sectores de materias primas”. Las valoraciones actuales parecen estar descontando un escenario macroeconómico muy pesimista. Los precios están baratos en relación a la deuda y en términos de rentabilidad por dividendo. En términos de PER, se sitúan en niveles bastantes razonables.

Torrenova

Si nos fijamos en la parte internacional de la cartera, de nuevo la renta fija es el activo que mayor representación tiene pero la parte de renta variable sube hasta el 22,28% de la cartera a través de compañías como Vodafone, SAB Miller, Coca –Cola, Adidas, Wells fargo o Deutsche Telekom.

La distribución de la cartera es muy similar a la que presenta Cartera Bellver Sicav, con un patrimonio de 517 millones de euros. La inversión doméstica representa un 25% de la cartera frente al 73,9% que tiene invertido en el exterior. El 3,79% que tiene invertido en renta variable nacional, se reparte entre Amadeus, Telefónica y BME aunque es exclusivamente Amadeus la única que ha incrementado su peso respecto al trimestre anterior.

Sin embargo, el 50% de la cartera está destinada a renta variable internacional. LVMH y Deutsche Telekom son dos de sus principales posiciones.


Sin duda,LLuc Valores Sicav, también bajo la gestión de Banca March, es la que más exposición tiene a renta variable nacional, con un 3,82% de exposición. Un porcentaje que se divide entre Amadeus y BME con un peso del 2,13% y un 4,9%, respectivamente, sobre el capital total. Eso sí, entre renta fija y renta variable española, el porcentaje no supera el 10% y es la internacionalización también la principal estrategia de esta Sicav, que atesora un patrimonio de 219,8 millones de euros.


Por compañías, Samsung, Carnival y Quanta Services acumulan algo más del 6% del capital.

Si dejamos de lado las carteras bajo gestión de Banca March, Brunara Sicav es la siguiente que cuenta con un mayor patrimonio. El porcentaje total que esta sociedad destina a renta variable es el 35% aunque de este porcentaje es el “pico”, ese 5%, el que va dirigido a la renta variable nacional. Y eso que el comentario de gestión recomienda seguir centrándose en “la inversión en activos de renta variable de mercados europeos y manteniendo una posición neutral en EEUU, Japón y países emergentes”.


De la posición en renta variable, Ferrovial y Telefónica son las dos únicas posiciones en nuestro país aunque es la constructora la que más se ha incrementado desde el trimestre anterior. La sociedad tiene una exposición elevada a entidades europeas a través de compañías cono ING, BNP o la británica Reckitt Benckiser, esta última fabricante de productos para el hogar.

Por último, Lierde Sicav gestiona algo más de 157 millones de euros. El que fuera el vehículo inversor de la familia Alierta, reparte la exposición a renta variable entre un 23% en el mercado doméstico frente al 71,8% que supone el mercado internacional. Si nos fijamos en la primera, el sector inmobiliario ocupa la mayor parte de la cartera a través de compañías como Lar España, Merlin Properties y Realia Business, todas ellas con una mayor exposición respecto al trimestre previo. Con algo menos de porcentaje, DIA, Banco Popular e IAG son algunas de las compañías que mayor porcentaje ostentan en la cartera.

Del 71,8% que representa la cartera internacional, ING, Bayer, Danone o SG son sus mayores posiciones.