En una entrevista concedida a Yahoo Finance, el analista habla de sus preferencias de inversión en los mercados y asegura que el estadounidense no es el que más oportunidades genera.
Mientras que el Dow Jones y el S&P 500 se encuentra en sus máximos históricos, Jim Rogers, famoso por sus inversiones en materias primeras, ha explicado en The Daily Ticker que es el momento de salir de Estados Unidos y que empiezan a aparecer oportunidades en otros países.

En este sentido, la región que más le gusta es China. “No es algo nuevo, puesto que es una de las economías más grandes del mundo”, ha afirmado. “No he comprado mucho en China, solo un poco, puesto que tienen un pequeño problema con la deuda que me preocupa, que es el shadow banking”, ha continuado.

“He empezado a comprar porque dieron una conferencia en noviembre donde dijeron dónde iban a gastar el dinero en los próximos 20 años y resultaba realmente atractivo”, concretiza el inversor. Por tanto sustenta este grado de interés en las últimas declaraciones de los dirigentes chinos. “Están abriéndose al mundo, especialmente en términos financieros, y hay sectores muy interesantes”, ha analizado.

“Además, lo más interesante es que en esa conferencia dijeron que sería el mercado quien dictaminase las normas y no el gobierno, al contrario con Estados Unidos”, ha reiterado en relación a las intenciones de los mandatarios asiáticos.

Pero no es la única región geográfica en la que Rogers ve atractivo para invertir. Otra de las posiciones que aconseja es Rusia, pese a que el principal selectivo ruso cede más de un 10% desde la crisis en Ucrania y a que el rublo se haya devaluado más de un 9% frente al dólar en los primeros tres meses del año.

“He comprado algunas acciones rusas durante el conflicto de Crimea y probablemente repita la operación en los próximos días”, ha asegurado. Aunque ha querido ir más allá y dar su visión sobre por qué se debe invertir en dicho territorio. “Hay que comprar acciones cuando hay sangre en las calles y, en sentido figurado, en Rusia la hay”, ha aseverado el analista estadounidense.